Cultura

La pintura de Beulas y la arquitectura, una relación de ida y vuelta

Marc Cuixart y Sixto Marín conversan en el CDAN sobre esta correspondencia 

El CDAN ha acogido un encuentro entre los arquitectos Sixto Marín y Marc Cuixart
El CDAN ha acogido un encuentro entre los arquitectos Sixto Marín y Marc Cuixart
Rafael Gobantes

El interés de José Beulas por la arquitectura se remonta a su juventud y a su época en la Academia Española en Roma, llegando a encargar en los años setenta la construcción de cinco casas al arquitecto José María García de Paredes. Posteriormente confió a Vitorián García Benosa su vivienda en Huesca y siguió de cerca la construcción del CDAN (Centro de Arte y Naturaleza) diseñado por Rafael Moneo.

De esa relación del pintor con la arquitectura han hablado Marc Cuixart y Sixto Marín, en un encuentro que se ha enmarcado en los actos del centenario del nacimiento de Beulas y el décimo quinto aniversario del CDAN.

Con la presencia entre otras autoridades del director general de Cultura del Gobierno de Aragón, Víctor Lucea, el concejal de Cultura del Ayuntamiento oscense, Ramón Lasaosa, y el alcalde de Santa Coloma de Farners, Joan Martí, Cuixart y Marín han desgranado su contacto personal con Beulas y el nexo que unía al pintor con la arquitectura, y lo que esta disciplina significó en su obra.

La relación del pintor Modesto Cuixart y José Beulas fue lo que permitió a su hijo Marc conocerlo personalmente y hablar con él de pintura. Durante sus frecuentes visitas a un pueblo de Santa Coloma de Farners fue donde Marc, cuando ya había comenzado sus estudios de arquitectura, “veía un chalet que era distinto a todos, y el más moderno del pueblo. Era la casa de un pintor, de José Beulas”.

Pasado el tiempo comenzó a indagar y vio que lo había hecho García de Paredes, “y a partir de allí empecé a estudiar la relación de Beulas con la arquitectura, y cuando supe que Rafael Moneo, que fue profesor mío, le hacía el CDAN, vi que existía un hilo conductor que había seguir investigando”.

A partir del nacimiento de las vanguardias a principios del siglo XX hay un vínculo entre la pintura y la arquitectura, “pero la relación de Beulas desde que conoció en Roma a José María García de Paredes en 1955 hasta que le hizo la casa de Huesca en la que vivía, cinco proyectos en 25 años, es difícil encontrar”.

Cuando García de Paredes falleció en 1990, “comenzó su vinculación con Moneo, y con ellos dos nació el CDAN, que es como el colofón a la larga vida de una pintura, la de Beulas, que tiene mucho de arquitectura”, ha reconocido Cuixart.

De hecho, Sixto Marín también ha compartido esta consideración. “Si uno ve tanto los edificios que pueblan el jardín como el propio CDAN, o en menor medida el estudio que yo había diseñado, siempre se encuentra una referencia al mundo artístico de José Beulas, a su mirada por el paisaje, a cómo entendía el arte y su pintura, que rayaba siempre la abstracción”.

Por eso, Marín ha insiatido en que era “fácil trabajar con su pintura como referente porque no era muy figurativa. Era una pintura de trazos, equilibrada, en la que pesaban las masas de color. Era muy buena ayuda para el proyecto”.

El arquitecto oscense entró en contacto con José Beulas de la mano de Rafael Moneo en los últimos meses de obra del CDAN. Vivió el final de esos trabajos, así como “la inauguración y el arranque como proyecto museográfico de la mano de Teresa Luesma y su equipo, y siempre con la participación de Beulas”.

Posteriormente, Marín tuvo la oportunidad de trabajar con Moneo en la que iba a ser la ampliación del Centro de Arte y Naturaleza, y junto a Beulas, de manera más específica, “en el estudio para un artista que el propio José iba a pagar, y que finalmente no pudo llegar a buen puerto porque José estaba muy mayor”.

Sixto Marín ha recordado las muchas tardes que pasó durante años en la finca de José Beulas, “hablando con él sobre lo que debía ser el estudio de un artista... Fueron unos tiempos muy interesantes”, y casi únicos porque no hay muchos casos en los que en un mismo espacio coincidan estudio, casa y museo.

“El referente es el arquitecto Josep Lluís Sert yJoan Miró. para el que también Rafael Moneo diseñó y construyó una fundación en Mallorca, y no creo que haya muchos más ejemplos”. “Yo pienso -ha insistido- que con el cariño con el que José Beulas se involucró en todas sus obras y la respuesta que todos los arquitectos dieron a esos encargos igual no hay otro, y está muy bien que con iniciativas como las que se están poniendo en valor ahora y que plantean la incorporación del jardín al universo del CDAN, todo esto vaya a ser al fin lo que José siempre quiso, que todo formara un único espacio”.

Etiquetas