Cultura

LA ENTREVISTA

Marisa Royo: “No siempre es invierno ni verano sino que tenemos que ir adaptándonos”

La artista presenta este lunes por la tarde (18 horas) en Huesca su nuevo cuento, El viaje de Alicia

Marisa Royo.
Marisa Royo.
S.E.

La escritora Marisa Royo presenta este lunes por la tarde en el Centro Ibercaja de Villahermosa en Huesca, a las 18 horas, su último cuento El viaje de Alicia, junto al ilustrador Georges Ward, quien se ha encargado de las imágenes.

Un relato sobre el paso de las cuatro estaciones que se enmarca dentro de una colección, de enfoque social, que Royo tituló La burbuja especial y en cuyo primer libro, Dentro de la espiral, del que también hablará este lunes, se describe la vida de un niño con autismo a través de los dibujos de un chico con discapacidad intelectual, David Martínez, y el texto de Marisa Royo.

Este segundo libro nace con el fin de ayudar a los pacientes de oncología pediátrica “que están encerrados en un hospital donde se tienen que recuperar, y que no pueden disfrutar de la naturaleza, eso me llevó a pensar en los dibujos de Georges que tienen mucha vida”.

Este lunes se presenta la segunda edición de El viaje de Alicia puesto que la primera se hizo, en exclusiva, a beneficio de Aspanoa, la asociación de niños con cáncer, y “se quedó en el hospital”. Sin embargo, la autora explica que “también hemos creído que puede ayudar a otra gente” ya que la inspiración le llegó a la escritora “pensando en cualquier persona que esté atravesando una situación vital crítica, no solo en los niños hospitalizados”.

Y es que revela Royo que se trata de un libro de prosa poética donde “una niña, Alicia, recordando a Alicia en el país de las maravillas, realiza un viaje a través de las cuatro estaciones haciendo así una metáfora con ellas”. En este sentido, relata que “el verano es todo calor y todo disfrute mientras que en el invierno hay recogimiento y es como decir que no siempre es invierno ni siempre es verano sino que tenemos que ir adaptándonos a las situaciones que aparecen”.

Por otro lado, comenta la artista que no tuvo dudas de que las ilustraciones de Ward eran las idóneas para este cuento ya que además de “transmitir vida con plantas y animales que pasan desapercibidos” hace un llamamiento a la necesidad de “mantener el equilibrio en el ecosistema y proteger el planeta porque de esa manera nos cuidamos nosotros también”. 

Etiquetas