Cultura

RECONOCIMIENTO

El Museo Diocesano de Huesca homenajea a José Beulas

El Tanto Monta acoge una exposición con cuadros donados por el pintor

Fernando Alvira junto a dos de los cuadros que se exponen en el Salón del Tanto Monta.
Fernando Alvira junto a dos de los cuadros que se exponen en el Salón del Tanto Monta.
Pablo Segura

El Museo Diocesano de Huesca homenajea al artista José Beulas, con motivo del centenario de su nacimiento. Desde este miércoles y hasta el 8 de enero se puede ver en el Salón del Tanto Monta tres obras de este artista, fallecido en Huesca en 2017, y otras cedidas en depósito.

Este miércoles, coincidiendo con la apertura de la muestra, Fernando Alvira, miembro de la Academia de Bellas Artes de San Luis, ofreció una semblanza sobre el pintor, bajo el título José Beulas: 100 años.

En cuanto a la muestra incluye el cuadro Catedral de Huesca, de 1969, que Beulas donó en 2010 al Museo Diocesano de la capital altoaragonesa, pintado con la técnica del óleo.

También de su creación puede verse el grabado el Nacimiento, realizado en 1947 por el autor, quien lo donó igualmente al Museo Diocesano en 2010.

La tercera de sus obras es el Cristo del Perdón, un óleo sobre lienzo que se encuentra en el Museo Diocesano cedido por la Fundación Beulas.

Además de su labor como pintor, este creador fue un gran coleccionista de arte. La Fundación Beulas, donde se guarda su legado, ofreció al Museo Diocesano en depósito dos obras que se exhiben habitualmente en distintas salas del centro expositivo y que pueden verse durante este homenaje agrupadas en el Salón del Tanto Monta.

José María Nasarre, director del Museo Diocesano.
José María Nasarre, director del Museo Diocesano.
Pablo Segura

Se trata del tríptico Cristo muerto y dos Marías, una tabla pintada al temple, datada en la segunda mitad del siglo XV, de autor anónimo. También el óleo sobre tabla San Juan Evangelista, atribuido a Juan de Ancheta y que está fechado en la segunda mitad del siglo XVI.

Finalmente, la obra Virgen con niño, óleo sobre lienzo pegado a tabla y del que es autor el pintor aragonés Fray Manuel Bayeu, cuñado de Francisco de Goya, completa esta muestra. Este cuadro fue donado por José Beulas al obispo Julián Ruiz Martorell, quien, a su vez, lo cedió al museo en 2012, donde puede verse habitualmente en la sala del Renacimiento y Barroco.

Unido a Huesca

José Beulas nació en la localidad gerundense de Santa Coloma de Farnés, en 1921. Llegó a Huesca en 1942 para cumplir el Servicio Militar y acabó enamorado de la ciudad, de la que recibió el título de Hijo adoptivo en 1982.

En su formación tuvo una gran influencia su paso por la Escuela de la Real Academia de San Fernando de Madrid, donde estudió becado por la Diputación Provincial y el Ayuntamiento de Huesca en 1948. En 1955 logró una beca del Ministerio de Exteriores para realizar una estancia formativa en Roma, que resultaría asimismo determinante en su trayectoria.

José Beulas quiso agradecer a la capital oscense el apoyo otorgado en sus primeros años de formación, donando la mayor parte de su colección a la ciudad, para lo que creó la Fundación Beulas, que tiene su sede en el Centro de Arte y Naturaleza (CDAN).

Etiquetas