Cultura

exposición

La Ciudadela de Jaca acoge una muestra de cruces y medallas militares

El coleccionista Javier Novella Guindín expone en la Sala Burnao, cuatrocientas piezas datadas desde la época de Isabel II hasta nuestros días

El coleccionista Javier Novella Guindín y el coronel Francisco Rubio, director de la Ciudadela de Jaca.
El coleccionista Javier Novella Guindín y el coronel Francisco Rubio, director de la Ciudadela de Jaca.
R.G.

La Ciudadela de Jaca inauguró este miércoles la exposición titulada Cruces y medallas en los uniformes de nuestros soldados, que consta de alrededor de 400 piezas originarias de la colección de Javier Novella Guindín. Desde el 1 de diciembre al 30 de enero se podrá visitar dicha muestra en Sala Burnao, con la entrada general a la fortaleza (sin pago adicional).

“Aparte de que es una colección muy bonita, en la Ciudadela estamos muy contentos al poder presentar algo que es muy atractivo visualmente y muy querido por el mundo militar y aquellos a los que nos gustan los temas de Defensa”, dijo el director de la fortaleza, el coronel Francisco Rubio, agregando que la muestra es un nuevo aliciente para el público de cara a la campaña navideña. “Esperamos que sea un éxito y que a la gente le guste”, apuntó.

Javier Novella explicó que “la exposición es un homenaje al soldado español”, a través de un recorrido histórico por medallas y condecoraciones “de distintas épocas, básicamente desde Isabel II hasta el monarca actual, Felipe VI”. Entre las piezas, “hay una zona dedicada a condecoraciones extranjeras otorgadas a soldados españoles que participaron en alguna campaña de la II Guerra Mundial o en misiones con la Otan y la ONU”.

Según el coleccionista, vale la pena detenerse a observar las cruces al mérito militar, porque “aunque siempre tienen más o menos el mismo diseño, presentan cambios, en función del gobierno que hubiese en cada una de las épocas”, como se puede contemplar en las medallas relativas a las etapas monárquicas, el periodo republicano y la dictadura de Franco.

La orden de San Fernando (la más preciada condecoración militar española) comparte protagonismo en la sala con una medalla carlista de Montejurra o una medalla de 1908, conmemorativa del centenario de los Sitios de Zaragoza. Son algunas de las ‘joyas’ que colecciona Javier Novella, “desde los 14 años, buscando en mercadillos, rastros o tiendas militares”. Ahora, “con internet, puedes encontrar muchas”, razonó.

La exposición incluye dos uniformes que portan medallas colectivas bordadas en sus mangas. “Uno es de la época de la Guerra Civil y es de un teniente, mientras que el segundo es de un teniente coronel, de los años 70 u 80”, comentó el coleccionista, que conserva “algún uniforme de la época de Alfonso XIII”, además de cascos, gorras y hasta botones. También, guarda insignias, chapas o diplomas, en lo que se presenta como un viaje de lo más apasionante para los aficionados a la militaria española.

Etiquetas