Cultura

música

Vanesa Martín: “Para 2022 quiero que las olas se queden en el mar, y retomar nuestra vida”

La artista vuelve a publicar con nuevo material ‘Siete veces sí’, un disco surgido en la intimidad de los confinamientos

Vanesa Martin
Vanesa Martin
EFE

Con la actitud positiva de siempre, pero “multiplicada por siete”, como el número de veces que decía sí en su más reciente disco, Vanesa Martín exprime lo bueno de la pandemia en medio de tanta tragedia con una reedición en la que, por ejemplo, canta a la amistad y que le permite encarar el futuro con optimismo.

“Yo para 2022 lo que quiero es que las olas se queden en el mar, que nos permitan retomar nuestra vida, con libertad y sin mascarilla, sin miedo. Y pido coherencia a nuestros políticos, desarrollos en positivo, no luchas de egos entre ellos”, reclama en una charla con Efe.

Este viernes vuelve a publicar con nuevo material Siete veces sí (Warner Music), un disco inesperado, surgido en la intimidad a causa de los confinamientos forzosos de 2020, en el que manifestaba su deseo de volar y que fue número 1 en España tras su lanzamiento, imponiéndose al mismísimo Bruce Springsteen.

“En un momento tan convulso y dramático, este disco me ha permitido respirar aire nuevo”, celebra su autora, que decidió presentarlo a su público aunque fuese en aforos más pequeños. “Hubo quien me dijo que estaba loca y que era contraproducente para mi carrera, pero yo quería ver cómo la gente estaba respirando esto. Quería participar de la realidad”, dice.

Martín (Málaga, 1980) presume de haber tenido siempre “una filosofía superpositiva, de pensar que la vida es breve”. Tras la crisis de la covid, esa forma de ser se ha “multiplicado por siete”, algo que se manifiesta en canciones nuevas como Y yo latiendo.

“Estos temas son fruto de la evolución de la persona que hizo aquellos primeros, enmarcados en este momento, por eso en Y yo latiendo hay ganas de compartir con la gente, de juntarnos”, indica sobre este canto a la amistad.

En el videoclip participan la cantante Pastora Soler y la presentadora Eva González, “dos amigas de verdad, con las que haces hueco pese a esas agendas de locos”. “Es un reflejo de lo que hago en petit comité en mi casa, porque quería que la gente conociera ese poquito más de mí”, comenta.

“Más allá de lo trágico y lo mal que algunas personas lo han pasado con la enfermedad, el hecho de que todo nos haya zarandeado nos ha hecho valorar lo que teníamos. También a las personas, el preocuparnos por estar, de ser empáticos. Yo digo que al que era buena persona lo ha hecho mejor y el que era mala, ahora es peor. Porque sí, hay quien ha salido con un cable pelado”, analiza.

De no perderse o de ayudar a alguien a reencontrarse “en este mundo de focos y luces y halagos” habla La fiesta del tutú, otra de las inéditas. “Hay gente perdida con la que por mucho que hables, siempre te sitúa en la parrilla de salida, como si fuese la primera vez”, protesta Martín, como reivindicación del respeto y la empatía.

Incluye asimismo Soy, la canción que creó para la última edición del ya tradicional concierto de Cadena 100 ‘Por ellas’ a favor de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), una misión compleja “para no caer en el tópico y no hacer demagogia, sabiendo que hay gente que se salva y gente que no”.

Etiquetas