Cultura

CULTURA

Judith Prat denuncia todas las agresiones que sufre la tierra

La fotógrafa de Altorricón exhibe 65 imágenes en 'Matria', que se puede visitar en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner

Un grupo de mujeres atraviesa una de las mayores plantaciones de té de Gurúè de la compañía Chazeiras de Mozambique.
Un grupo de mujeres atraviesa una de las mayores plantaciones de té de Gurúè de la compañía Chazeiras de Mozambique.
Judith Prat

¿Qué comemos? ¿Quién produce los alimentos? ¿Qué calidad tienen? A todas estas preguntas contesta Matria, la nueva exposición fotográfica de Judith Prat, que se puede ver desde ayer en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner de Huesca.

“Esta muestra pretende denunciar las agresiones que sufre la tierra por parte de la agroindustria y la gran minería, modelos de producción que agotan la tierra, la contaminan y producen alimentos de mala calidad”, asegura la fotógrafa (Altorricón, 1973) especializada en derechos humanos.

Un homenaje al campesinado

A través de 65 fotografías en color captadas en varios países de América, África y Asia, Prat también pretende llamar la atención sobre las violaciones de derechos humanos que sufre el campesinado en todo el mundo. “Es además un homenaje a las mujeres campesinas, motor y corazón de la agricultura familiar, la única capaz de garantizar la soberanía alimentaria”, añade.

En esta línea, Prat denuncia que, aunque el campesinado supone un tercio de la población mundial a la que alimenta, “el 80 por ciento de las personas que en el mundo sufren hambre y pobreza viven y trabajan en zonas rurales”.

Las problemáticas

Como comprobarán los espectadores que se acerquen al antiguo Matadero, donde se emocionarán con las imágenes de la fotógrafa, la exposición se detiene en varios temas como “la usurpación y acaparamiento de tierras por parte de las grandes multinacionales de la agricultura en Mozambique”.

Por otro lado, las instantáneas acercan otra realidad como “las condiciones laborales de los jornaleros transfronterizos mexicanos que trabajan en el campo en Estados Unidos”.

La muestra también aborda “la utilización de la alimentación como arma de guerra en países en conflicto como Yemen y Sudán del Sur”, explica.

Por último, Matria recoge “las alternativas del campesinado al modelo neoliberal que pasa por la agroecología y el feminismo en un marco de soberanía alimentaria”.

Vuelta a casa

A pesar de que este viernes se ha cancelado el acto de inauguración de la exposición, para Judith Prat es muy importante “exponer en Huesca, en casa y que todo el mundo pueda ver mi trabajo”.

“A pesar de que mis fotografías se han expuesto en los últimos años en museos tan relevantes como el Centro de Arte Reina Sofía y en ciudades de todo el mundo, no había expuesto nunca en Huesca hasta hace dos meses en el marco del Congreso de Periodismo, donde pudo verse mi trabajo sobre Ciudad Juárez”, destaca la artista.

Organizada por el Área de Cultura del Ayuntamiento oscense, esta muestra se puede visitar hasta el 16 de enero, de lunes a viernes de 18 a 21 horas y los sábados, domingos y festivos de 12 a 14 horas y de 18 a 21 horas.

Etiquetas