Cultura

EXPOSICIÓN

Javier Garanto muestra en La Carbonería ‘Nuevo pequeño catálogo de seres’

El artista oscense presenta en Huesca su primera exposición individual

Javier Garanto rodeado de sus obras en La Carbonería.
Javier Garanto rodeado de sus obras en La Carbonería.
Pablo Segura

Nuevo pequeño catálogo de seres es la primera exposición individual de Javier Garanto Satué (Huesca, 1981) en la capital oscense, una muestra que se inauguró el sábado en La Carbonería, donde se podrá visitar hasta el 29 de enero.

Javier Garanto estudió Gráfica Publicitaria en la Escuela de Arte de Huesca y lleva más de 20 años trabajando en el mundo del diseño y el arte. Los dos últimos años ha vivido en Ciudad de México donde ha ejercido como diseñador de producto digital. En la actualidad trabaja en Madrid como líder de un equipo de producto digital en una consultora internacional llamada Frog Design.

Como artista “llevo varios años trabajando en street art. He participado en varios festivales como Pinta Malasaña, Calle Lavapiés, Cultura Inquieta de Getafe o el festival Asalto de Zaragoza”, además tiene algunas obras repartidas en hospitales, restaurantes o comercios de todo tipo.

Durante la pandemia, Javier Garanto desarrolló un proyecto en el que colgó más de 50 obras en rincones de Ciudad de México “para llevar arte a las calles y transmitir un poco de alegría en esos momentos tan difíciles por la crisis humana que hemos vivido los últimos años”.

Hoy, su Nuevo pequeño catálogo de seres cuelga de las paredes de la sala de arte La Carbonería, una exposición que como el propio artista explica “son como fotografías instantáneas de cómo interaccionan las personas con distintos animales o criaturas imaginarias. Son pequeños cuentos en distintos escenarios como bosques, ciudades o planetas lejanos, y como en todos encontramos seres llenos de luz que nos ayudan a tener una visión más positiva de la vida a través del amor”.

La obra de Garanto es un trabajo de búsqueda de relaciones entre las multitudes que pueblan sus dibujos y pinturas. Las composiciones marcan ritmos sutiles en el juego cromático al que se superponen formas trazadas en monocromo, formas en las que se intuyen personajes que plantean relaciones en el modo en el que llenan todo el espacio disponible.

“Más que una búsqueda de relaciones, yo intento mostrar pequeños fragmentos de vida”, indica a este periódico, y ello a través de dos juegos de color. “Hay obras en las que el color actúa para mostrarnos un lugar en concreto, son espacios que nos pueden recordar a sitios concretos como bosques, ciudades, océanos, estrellas o planetas lejanos”, mientras que hay otras sobre fondo blanco “en las que el color está dentro de los seres que hablan de las energías que transmiten en esos momentos de sus vidas”.

Esos personajes “a veces humanos, a veces animales, seres mitológicos, extraterrestres o fantasmas, con sus luces y sus sombras”, forman parte de una colección desarrollada expresamente para esta exposición. “Yo como artista intento contar cómo veo el mundo que me rodea, o cómo imagino otros mundos en este momento vital en el que me encuentro”.

Y eso es lo que comparte con los oscenses en La Carbonería, en su primera su exposición individual en su ciudad natal y coincidiendo con unas fechas tan señaladas como las Navidades. Todo un reto con el que Garanto está “muy ilusionado por exponer en casa, y por poder compartir mis pinturas con toda mi familia, amigos. Es mi primera exposición en solitario en la ciudad y estoy muy agradecido a María y Joseba de La Carbonería por la oportunidad que me han brindado”.

Etiquetas