Cultura

CINE

‘El buen patrón’ y ‘Hierro’, triunfan en los Premios Forqué

Javier Bardem se llevó el galardón a mejor actor y Blanca Portillo el de actriz

El premio a la Mejor Película fue para El buen patrón.
El premio a la Mejor Película fue para El buen patrón.
E. P.

La comedia de Fernando León de Aranoa El buen patrón y la serie Hierro de Pepe Coira se alzaron como mejor largometraje y mejor serie de ficción respectivamente en la 27 edición de los Premios Forqué, que se entregaron el sábado por la noche en una gala en el Palacio Municipal Ifema Madrid.

Javier Bardem se llevó el premio al mejor actor de cine por su papel de empresario caciquil en el filme de León de Aranoa, aunque ninguno de los dos pudo asistir a recogerlo. La película representa a España en la carrera de los Oscar y también es la favorita para los próximos Goya.

Blanca Portillo.
Blanca Portillo.
E. P.

El premio a la mejor actriz de cine fue para una emocionada Blanca Portillo por su trabajo como viuda de Juan María Jáuregui, asesinado por ETA en el año 2000, en la película Maixabel de Icíar Bollaín, que logró además el premio Forqué al Cine y Educación en Valores.

Desde el año pasado, los Forqué, que concede la entidad de gestión de derechos audiovisuales Egeda, incluyen series y no sólo cine en su palmarés.

Candela Peña recogió el premio a mejor actriz por su carismática jueza Montes de la serie Hierro y Javier Cámara triunfó en la categoría de mejor interpretación masculina de serie por la cómica Venga Juan, su segundo Forqué consecutivo ya que el año pasado ganó con el filme Sentimental.

La primera gran fiesta de la industria audiovisual de la temporada, presentada por Marta Hazas y Elena S. Sánchez, tuvo los años 80 como hilo conductor y contó con actuaciones musicales de la época, desde Alaska y Javier Gurruchaga a Burning, Danza Invisible, La Frontera, La Guardia, Los Secretos, Mikel Erentxun o Modestia Aparte.

Javier Cámara.
Javier Cámara.
E. P.

Uno de los momentos más emotivos fue cuando Miguel Ángel Muñoz recibió el Forqué al mejor documental por 100 días con la Tata, una película sobre su relación con Luisa Cantero (97 años), la mujer que lo cuidó desde pequeño, y que reivindica “lo difícil que es envejecer con alegría”. La mejor película latinoamericana del año para la asociación de productores que preside Enrique Cerezo fue Noche de fuego de la mexicana de origen salvadoreño Tatiana Huezo, una historia sobre la infancia y la maternidad ante la violencia en el México rural que también triunfó en el pasado Festival de cine de San Sebastián.

Y el premio al mejor cortometraje correspondió a El monstruo invisible, otro documental rodado por Javier y Guillermo Fesser en un vertedero en Filipinas para la oenegé Acción contra el Hambre.

Enrique Cerezo fue el encargado de entregar la Medalla de Oro, premio honorífico anual que concede Egeda, a José Antonio Félez, productor de Atípica Films y de obras tan conocidas como AzulOscuroCasiNegro, El Bola, La isla mínima, La peste, Primos o El hombre de las mil caras.

En estos tiempos de “cambios acelerados” en la industria audiovisual y de crecimiento exponencial de la demanda de cine y series, Félez reivindicó la figura del productor independiente y la necesidad de “apoyar propuestas originales y voces diferentes”.

Tras la sobriedad de la edición del año pasado, marcada por la conjunción de la pandemia y la borrasca Filomena, este año la celebración de los Forqué recuperó su espíritu festivo, aunque se mantuvieron las mascarillas y otras medidas preventivas ante la covid-19.

Los Morancos pusieron las notas de humor y Antonio Resines subió al escenario para recordar y apoyar a los habitantes de la isla canaria de La Palma, a quienes estuvo dedicada esta gala de los Forqué.

Etiquetas