Cultura

ENTREVISTA

Domingo Solanas: “Me tengo que basar en algo para que me fluyan las ideas en la música”

El director de la Banda Chicotén de Sabiñánigo desde hace veinte años confiesa que su vida “es y ha sido” siempre la música

Domingo Solanas.
Domingo Solanas.
S.E.

Domingo Solanas es desde hace 20 años el director de la Banda de Música Chicotén de Sabiñánigo, localidad donde vive desde hace más de medio siglo. Esto no significa que se olvide de su pueblo natal, Aniñón (Zaragoza), al que de una manera o de otra, siempre que puede, le compone y le dedica un tema.

Es profesor titulado en percusión y trombón e impartió estas disciplinas en el Conservatorio de Música de Sabiñánigo, pero Domingo Solanas también es compositor. “Mi vida ha sido y es la música. Aparte de ser una persona muy familiar y bastante deportista, intento compaginar el trabajo con la música, la familia y el deporte”, dice.

Con la pandemia le ha sido imposible ensayar con la Banda Chicotén y se ha dedicado más a componer y a realizar arreglos para banda y coral.

“El pasado octubre retomamos los ensayos con la Chicotén, siguiendo escrupulosamente los protocolos covid, para preparar el concierto de Navidad que tenemos en Sabiñánigo el día 30. No sabemos si se podrá organizar porque los casos de positivos tan pronto suben como bajan, y el que los miembros de la banda podamos tener confinamientos influye en las diferentes secciones, así que, en principio sí haremos el concierto, pero hay que ver qué pasa en los próximos días”, cuenta.

Una de las composiciones, Atardece en la Dehesa, ha sido compartida con José Antonio Esteban, profesor de rondalla del Grupo Folclórico Santiago de Sabiñánigo. “Él tenía un pasodoble muy bonito al que le cambié alguna parte e hice toda la composición para banda. El segundo que he hecho estos meses lleva por título Sabianda, un pasodoble, y otro que se llama La magia del violín que ha surgido de una letrista de mi pueblo. Este es un texto dedicado al violín, una habanera que está previsto estrenarla el año que viene en Aniñón con el coro y con la banda del pueblo”, comenta.

Pero tiene más composiciones que le han surgido en estos meses. “El tema de La Romería lo acabe en la pandemia, aquí hay un pasodoble, un vals, una charanga y acaba con una jota, esta sin estrena. Y el último que hice se llama Merum Aninius. Aninius es el nombre de un vino que han sacado en mi pueblo y entorno a él han publicado una leyenda, y esta pieza habla de todo ello”, dice.

En cuanto a estrenos apunta que en el concierto de Navidad se presentará Atardece en la Dehesa.

Este apasionado de la música argumenta que para componer tiene que tener un motivo: “Me tengo que basar en algo para que me fluyan las ideas. En estos momentos no tengo nada previsto”.

En estos meses también ha colaborado con el Conservatorio de Música, así como en el concierto que la saxofonista de Sabiñánigo Silvia Sanagustín ofreció de su primer disco en el auditorio de la localidad serrablesa. Además, una de sus composiciones de 2017 Leyendas de Pirineo, fue interpretada el pasado octubre en el Palacio de Congresos de Jaca por la Banda de la Academia Militar de Zaragoza. 

Etiquetas