Cultura

CONCIERTO

Celino Gracia: “Ahora soy menos radical en la escritura de canciones”

Celino Gracia actúa hoy en el Centro Manuel Benito Moliner de Huesca

Celino Gracia.
Celino Gracia.
S.E.

Celino Gracia nació en Teruel en 1985 y desde siempre había soñado con dedicarse a la música. Después de trasladarse con sus padres a Zaragoza, estudió hasta terminar la universidad, momento en el que decidió dar un golpe encima de la mesa y mudarse a Londres para aprender su oficio.

“Esta experiencia fue la de un comienzo, la de cualquier comienzo. Disfruté mucho de aquella libertad, de las primeras composiciones, de ciertos descubrimientos”, recuerda.

El tiempo ha demostrado que tomó la decisión correcta, puesto que en los últimos años ha conquistado al público con tres álbumes de estudio: Canciones que serán canciones (2016), El pobrecito hablador (2018) y Cuántos violines para decir piano (2021).

“Ahora quizás soy menos radical en lo que se refiere a la escritura de canciones, y he cambiado en cuanto a la manera de trabajar. Ahora menos horas me cunden más. Y acepto el descanso –entonces no lo hacía– como una parte más del trabajo. Doliente, pero necesaria”, cuenta.

La cercanía del cantautor embruja al oyente en su último álbum, que sigue la línea poética y confidencial de sus dos primeros largos.

“No cambia en esencia, pero lo que sí supone una novedad es la variedad de estilos y arreglos que han cabido en el disco. Cada canción se ha vestido de una manera muy distinta, dentro de una coherencia final de trabajo como conjunto”, explica.

Aunque sus letras son muy cotidianas, para el cantautor este factor solo “debe ser un punto de partida, nada más”, opina.

“A partir de la cotidianidad hay que conseguir elevar la anécdota a categoría, convertir el objeto, emoción o suceso cotidiano en materia artística, en obra que rebase lo personal para poder ser reconocido y sentido por los demás”, sostiene.

Cuántos violines para decir piano se grabó en el estudio de Lorenzo Cortés, en Ejea de los Caballeros, y está producido por Fernando Pérez.

En cuanto al sonido, el cantante confiesa haber aprendido que “nunca se llega exactamente adonde uno quiere”, algo que “no es necesariamente malo”.

“Es como el cuento del arquero, que quería clavar una flecha en la luna y practicaba todos los días. El no llegar, concluía el cuento, fue lo que le hizo seguir intentándolo cada noche, hasta ser el mejor arquero que podía ser”, señala.

Su tercer disco le llevó a ganar en junio el Premio de la Música Aragonesa al Artista con Mayor Proyección, un reconocimiento que le hizo ilusión.

“Fue una bonita experiencia, una tarde de tomarle la temperatura al mundillo artístico. Luego eso pasa y a la mañana siguiente hay que ponerse a escribir otra vez. Los premios son guindas, no alimento”, reflexiona.

Celino Gracia actúa esta tarde en Huesca

El cantautor turolense actúa este jueves (20:30 horas), dentro de la programación del Ayuntamiento de Huesca, en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner.

“Se trata de un concierto íntimo, de mucha complicidad, muy dialogado tanto con el público como con las propias canciones. Iré, además de con mi guitarra, acompañado por el pianista Álex Larraga”, avanza Celino Gracia, que a buen seguro conquistará a la audiencia con el magnetismo de sus canciones.

Etiquetas