Cultura

exposición

‘La luz sobre la piedra’, otra forma de ver el patrimonio

Diego García y José Antonio Sánchez inmortalizaron ermitas por la noche y ahora exhiben estas fotografías en Huesca

José Antonio Sánchez y Diego García, junto a sus fotografías en  Huesca.
José Antonio Sánchez y Diego García, junto a sus fotografías en Huesca.
Pablo Segura

La fotografía nocturna para conocer el patrimonio de la Hoya de Huesca es la propuesta que José Antonio Sánchez Panzano y Diego García Gervero reúnen en La luz sobre la piedra, una exposición que se puede visitar desde este viernes en la sala 2 del Centro Cultural Manuel Benito Moliner hasta el 9 de enero, y que desde el pasado 10 de junio ha recorrido diferentes lugares: El Viñedo, Sabayés, Ayerbe, Almudévar y Angüés, para terminar su itinerancia en Huesca.

Patrocinada por la Comarca de la Hoya y coorganizada por la Universidad Ciudadana de Huesca en colaboración con los Ayuntamientos de Loporzano, Nueno, Ayerbe, Almudévar, Angüés y la capital oscense, la muestra reúne las ermitas que jalonan esta tierra y que son una parte muy importante del patrimonio, además de “ser un elemento arquitectónico reconocible dentro de la cultura popular, sirviendo desde hace siglos y durante algunos días al año, como escenario de convivencia entre vecinos y pueblos cercanos”, explicó Diego García en la presentación de esta exposición.

Un repaso a la lista de ermitas lleva al visitante de la mano por la historia de esta comarca, desde el románico del siglo XI de San Juan Bautista hasta la contemporánea Nuestra Señora de la Violada con un estilo propio de los pueblos de colonización del pasado siglo XX.

La muestra reúne 40 fotografías, una pequeña parte del material disponible, que representan monumentos en piedra resaltados por la luz en la noche. “Recopilamos casi 160 ejemplos repartidos por nuestra comarca, entre ermitas, santuarios, capillas e iglesias, e hicimos una selección atendiendo a criterios como su estilo, estado de conservación, accesibilidad, orientación..., buscando una representación variada”, indicó García.

Este recorrido fotográfico por la historia de la Hoya, tiene la peculiaridad de ser nocturno, “una técnica que nos ha servido para aportar esta visión diferente de las ermitas, con imágenes alejadas de lo cotidiano”, apuntó García, que reconoció que “técnicamente resulta complicada porque implica contar con la poca luz de ambiente que aporta la noche, sumando nosotros el resto con linternas y flashes”. 

De esta manera ambos fotógrafos han podido sacar a relucir características del edificio que no resaltan tanto durante el día, “colocando como telón de fondo estrellas, nubes, la luna o la vía láctea”.

Las texturas visuales que adquiere la piedra con estas técnicas de iluminación, así como el uso de las linternas durante la ejecución de las fotografías, son las que han dado título al proyecto: Luz sobre la piedra, que tendrá continuidad en el futuro, ya que a Diego García y José Antonio Sánchez les quedan muchos lugares por inmortalizar y a los que aportar su luz.

Etiquetas