Cultura

OBITUARIO

Fallece a los 79 años el director de circo, payaso y matemático Luis Raluy

Con la cara pintada de blanco, el artista también fue hombre bala, trapecista volador y acróbata de doble barra fija

Luis Raluy Tomás, patriarca del Circo Raluy, falleció ayer a los 79 años, mientras estaba de gira en Valencia.
Luis Raluy Tomás, patriarca del Circo Raluy, falleció ayer a los 79 años, mientras estaba de gira en Valencia.
EFE

El director de circo, payaso y matemático Luis Raluy Tomás, patriarca del Circo Raluy, falleció el miércoles a los 79 años, mientras estaba de gira en Valencia.

Nacido el 25 de febrero de 1942 en Sant Adrià de Besós (Barcelona), el mayor de la saga de los Raluy, hijo del fundador Luis Raluy Iglesias y de la igualadina Marina Tomàs Jorba, viajó por caminos y carreteras de todo el mundo, viviendo en un carromato, siguiendo el oficio familiar.

Con la cara pintada de blanco, buscando la sonrisa de los espectadores, el artista también fue hombre bala, trapecista volador y acróbata de doble barra fija.

Sus allegados resaltaron que deja tras de sí “un legado centenario que perdurará en el tiempo y que seguirá vivo a través del Circo Raluy Legacy donde se encuentra toda su familia unida”.

A la vez, señalaron que “con un gran dolor despedimos a este ser tan especial, lleno de luz, de bondad, de generosidad y que recordaremos con el cariño y el amor que él mismo brindó a todo aquel que lo conoció. Luis es circo y nunca morirá”.

Padre de dos hijas, también dedicadas al circo, siempre fue muy aficionado a las matemáticas y con solo diez años ya despuntaba en esta materia, llegando, al cabo del tiempo, a participar en conferencias internacionales en Argentina, Sudáfrica e Inglaterra, siendo su principal ámbito de investigación los números primos.

En este campo, publicó cuatro libros, entre ellos Ingeniosa teoría del espacio y del tiempo o Ámbito de los números primos, su estructura y distribución.

A los 19 años, el circo familiar emprendió una gira de más de dos años por diferentes países de África y Asia, hasta recalar en la Isla de La Reunión, en el océano Índico, donde Luis conoció a Jean Jaques Dalleau, que acabó siendo profesor universitario de matemáticas y con quien compartió toda su vida su afición por los números.

En una gira por Italia conoció a la inglesa Barbara Rastall, secretaria del fan club de “The Beatles”, y con ella tuvo a su primera hija, Louisa, nacida en Milán, y, al cabo de nueve años nació Kerry en Barcelona, siendo abuelo de cuatro nietos, Niedziela, Emily, Benicio y Charmelle.

Además de su afición por los números, Luis Raluy contaba con una extensa biblioteca, de unos 7.000 volúmenes, con un carromato especial para albergarla, mayoritariamente relacionados con las matemáticas.

Etiquetas