Cultura

LA ENTREVISTA

Susana Díez de la Cortina: “Las mujeres no han sido tan pasivas, ni han tenido un papel tan sumiso”

La filóloga e investigadora oscense publica un estudio sobre los relatos de los sueños en La mujer y los sueños en el romancero

Susana Díez de la Cortina.
Susana Díez de la Cortina.
S. E.

La filóloga oscense, investigadora y vocal de la Casa de Aragón en Madrid Susana Diez de la Cortina publica La mujer y los sueños en el romancero, de Mira editores, un completo ensayo donde presenta “un estudio sobre los relatos de los sueños que están incrustados dentro de los romances, osea, un relato dentro del relato, y, a través de ellos, estudio el papel de la mujer como transmisora y protagonista de los romances”, desvela la autora. Y es que recuerda que “en el romancero la protagonista suele ser femenina y, al mismo tiempo, es la que los ha conservado tradicionalmente”.

Confiesa Diez de la Cortina que le llamó mucho la atención que en los romances históricos la mujer, que era representada en la tradición judeo cristiana por Eva, María y Lilith, tenía un papel de intérprete de sueños con el cual podría aconsejar a personajes importantes masculinos, “algo muy relacionado con ese papel de las Sibilas antiguas”. En concreto, “uno de ellos me hizo seguir la pista de esa actividad, que era retribuida, que realizaban las mujeres de la interpretación de los sueños” y, subraya la investigadora, que “en la Corte de Felipe II hubo una intérprete de sueños muy conocida que predijo el desastre de la Armada Invencible pero terminó perseguida por la inquisición”.

En este sentido, advierte que “las mujeres relacionadas con esa Lilith rebelde, que abandonó a Adán porque no quería someterse a su poder, y que está emparentada con una naturaleza casi sobrenatural, no se pierden en la historia pero sí se demoniza, sus poderes pasan a ser malignizados y se convierten en brujas, que hasta el siglo XIX sufrieron una persecución brutal”.

Explica la autora oscense que “los romances contienen reminiscencias antiguas de las divinidades de la fecundidad, diosas primitivas de la naturaleza, las que luego en nuestra tradición judeo cristiana han ido desapareciendo y me preguntaba por qué”, ante lo cual argumenta que “se debe, principalmente, al resultado de la actividad copista, más bien patriarcal”.

Tras finalizar la investigación, Diez de la Cortina, hace hincapié en que la principal conclusión que emerge es que “las mujeres no han sido tan pasivas a lo largo de la historias ni han tenido un papel tan sumiso, eran muy valientes”.

Por otro lado, la investigadora comenta que el ensayo surge de una ponencia sobre mujeres medievales en 2017 y de su tesis doctoral de gramática, bajo la dirección de la doctora Sara Robles, sobre el verbo soñar, que presentará próximamente en la universidad de Málaga, lo cual la obliga “a manejar muchos ejemplos de diferente tipo y me llamaron la atención el papel de sueños en el romance y el papel de intérprete de la mujer”.

En cuanto al futuro, dice Diez de la Cortina que entre las investigaciones pendientes su interés se centra en el romancero aragonés.

Etiquetas