Cultura

PUBLICACIÓN

La Compañía Ilustrada se sumerge en el 'Animal de libro'

El programa cultural de la DPH cuenta en su segunda edición con diez ilustradores, de los que cinco son premios nacionales

Maribel de Pablo y Grassa Toro han presentado la segunda edición de la Compañía Ilustrada
Maribel de Pablo y Grassa Toro han presentado la segunda edición de la Compañía Ilustrada
Pablo Segura

Un lobo, bastantes flamencos, una tortuga, un tigre, un burro, una oveja negra, una vaca, una cabra, una oveja inocente, un león, dos cerdos, dos caballos, millones de termitas, un ser humano que se convierte en insecto y un perro vagabundo que se convierte en ser humano son los protagonistas de Animal de libro tema sobre el que va a girar la segunda edición de la Compañía Ilustrada de la Diputación Provincial de Huesca, que este año cuenta con la participación de diez ilustradores, entre los que se incluyen cinco premios nacionales: Arnal Ballester, en dos ocasiones; Ana Juan, Elisa Arguilé, Riki Blanco y Javier Saéz Castán. Junto a ellos Aitana Carrasco, Alberto Gamón, Ana Yael, Diego Fermín y Luci Gutiérrez, completan un plantel de firmas que van a contribuir a que “Huesca esté muy presente en el mundo de la ilustración española e incluso internacional por la proyección de algunos de ellos”, según Grassa Toro, director de este programa cultural, que lo ha presentado con la diputada delegada de Cultura, Maribel de Pablo.

La segunda edición de la Compañía Ilustrada mantiene sus objetivos y su formato original, pero llega con importantes novedades con el fin de “ampliar su alcance y llegar a más público, ya que a la exquisita nómina de autores, con varios premios nacionales de ilustración y procedentes de Aragón, Valencia, Cataluña y Madrid, se suman el ciclo de conferencias ‘Ilustramos’, que impartirán cinco estos artistas en la Diputación de Huesca, y los veinte talleres que recorrerán distintos municipios a lo largo del año con Elisa Arguilé y Alberto Gamón, que impartirán diez cada uno de ellos”, ha explicado Grassa Toro.

También ha destacado “el salto al libro con un tema tan universal como los animales”, y en el que van a estar clásicos “muy presentes y algunos olvidados, y todos de gran calidad”, como Platero y yo, Rebelión en la Granja o Colmillo Blanco.

Asimismo, desde el punto de vista expositivo, todas las imágenes van a llevar anexo un código QR, desde el que se accederá al dossier de la Compañía Ilustrada, con información de los artistas y sus obras. A ello se suma la impresión de 20.000 postales, mil de cada uno de los ilustradores tanto de este año como del pasado, “que se distribuirán gratuitamente de las bibliotecas y que contribuirán a que el proyecto gane en difusión”, ha apuntado Grassa Toro, que ha recordado que este programa está muy vivo en Instagram.

Las bibliotecas municipales de toda la provincia pueden solicitar hasta el 31 de marzo la exposición 'Animal de libro', que será diferente en cada localidad que se instale ya que las responsables de los centros desempeñarán un papel fundamental para distribuir las obras como consideren oportuno. Las propias bibliotecas, calles y plazas, centros sociales, comercios o servicios como el colegio o el centro de salud son tan solo algunos de los lugares que podrán albergar las ilustraciones, invitando “a los vecinos, usuarios de bibliotecas y turistas a disfrutar del arte a través de paseos por las localidades, de una manera amena y sorprendente”, ha dicho Grassa Toro, que confirmó que “a través de un cálculo estimado, la Compañía Ilustrada pudo llegar a unas 100.000 personas el año pasado”, tras pasar por 36 localidades del Alto Aragón.

A tenor de estas cifras, Maribel de Pablo ha destacado la satisfacción de la Diputación Provincial de Huesca tras la puesta en marcha de esta iniciativa en 2021 y anunció que tiene un gran recorrido por delante. “Esta propuesta da un salto cualitativo este año con la incorporación de autores de renombre y prestigio y nuevas actividades porque es una idea que cumple objetivos fundamentales para la DPH”, que pasan por “llevar propuestas culturales a todo el territorio, fomentar una colaboración institucional con ayuntamientos y bibliotecas públicas municipales e implicar a los altoaragoneses para que participen de una forma cotidiana en la programación”.

Etiquetas