Cultura

arte

La exposición ‘Nosotras’, de Chonín Laplana, vuelve al Centro Ibercaja Huesca

Este homenaje a la mujer trabajadora regresa al Palacio de Villahermosa, tras dos años “confinado” por la pandemia

Carmen Otal (izquierda) junto a Chonín Lanaspa en la inauguración de la exposición.
Carmen Otal (izquierda) junto a Chonín Laplana en la inauguración de la exposición.
Pablo Segura

En marzo de 2020, dos días antes de que se declarara el estado de alarma en España por la covid-19 y que nos confinaran, la pintora oscense Chonín Laplana inauguraba en el Centro Ibercaja Huesca su exposición Nosotras. Homenaje a la mujer trabajadora, una treintena de óleos con los que la artista reivindicaba el trabajo precario y poco valorado que realizan las mujeres, sobre todo en África y algunos lugares de Asia, pero también, con una mirada al pasado, en España.

Con la pandemia, esos lienzos volvieron al taller de Chonín Laplana, donde quedaron “confinados”, Dos años después han vuelto al Palacio de Villahermosa, donde se exponen hasta el 21 de abril.

Con Nosotras, la artista pretende dar visibilidad a los diferentes trabajos desarrollados por la mujer en distintos ámbitos. Trabajos, en algunos casos muy duros, con los que se mantienen algunas familias, y que muchas veces no están reconocidos ni remunerados. “Son trabajos precarios y nada valorados, pero que las mujeres los hacen con alegría y mucha dignidad”, indicó Chonín Laplana a este periódico.

Aunque nuestra sociedad ha avanzado en estos últimos años en reconocer la igualdad entre mujeres y hombres, todavía quedan países en los que la mujer es explotada y no reconocida socialmente. De hecho, en la exposición “hay mujeres asiáticas, africanas”, de las que, sin embargo, llama la atención su sonrisa, y que Chonín Laplana ha pintado a través de fotografías “que en unos casos me proporcionó Maite Aznárez, de la oenegé Entarachén Vols, y en otros alumnos de clases que impartí para adultos de castellano para inmigrante”.

Junto a estas mujeres de mirada profunda y sonrisa dibujada, también hay un recuerdo para nuestro país y esos viejos oficios que antaño se hacían en el campo, “con escenas de siega”, además de algún guiño a la provincia “como unas abuelicas de Castiello de Jaca o el rincón de Ramonico de Siétamo”, revela esta artista, que con sus obras de gran tamaño invita a la reflexión y lo hace acompañando cada uno de esos óleos con poemas alusivos escritos por ella o de reconocidos autores como Pablo Neruda, Federico García Lorca, Antonio Machado o Miguel Hernández.

“Sentir es apreciar todas las cosas que la vida nos depara cada día, oír el canto de los pájaros al alba. Y llevar por bandera la alegría: amar las pequeñeces cotidianas, poseer un criterio establecido, tener la libertad de una paloma, valorar lo que el mundo te ha ofrecido. Sentir, pintando un cuadro... es expresar lo grande y lo pequeño, lo sublime, lo eterno, los recuerdos, queriendo transmitir con cada pincelada lo que de veras siente y lleva el alma”. 

Ese poema de Chonín Laplana pone letra a un cuadro de dos viejecitas cosiendo en la calle, una escena de tiempos pasados y de otros actuales que reúne en Nosotras. Homenaje a las mujeres trabajadoras, obras con las que llama la atención sobre todo lo que queda por hacer en el tema de la igualdad.

La exposición se puede visitar de lunes a sábado, de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 21:00 horas. 

Etiquetas