Cultura

artes escénicas

Guillem Albà: “La prisa es uno de los grandes males de nuestros tiempos”

El Centro Cultural Manuel Benito Moliner de Huesca acoge el montaje 'Calma!' a las 20:30 horas

Guillem Albà actúa esta tarde en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner de Huesca.
Guillem Albà actúa esta tarde en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner de Huesca.
S.E.

La prisa “es uno de los grandes males de nuestros tiempos”, algo que Guillem Albà & La Marabunta demuestran en su espectáculo Calma!

El Centro Cultural Manuel Benito Moliner de Huesca acoge este jueves (20:30 horas) la representación, que invita a que bajemos el ritmo frenético de estos tiempos.

“La prisa es el tema más grande que tocamos, pero hay muchos otros como tener que producir cada vez más, sentirnos mal cuando no lo estamos haciendo o que todo esté hiperconectado por internet”, enumera el propio Albà.

Muchas veces “no sabemos ni por qué estamos corriendo”, por eso cuando nos detenemos “nos damos cuenta de que aburrirse está bien, porque se desarrolla nuestra parte creativa, salen ideas y es más fácil ponerse en el lugar del otro”, opina.

A veces, el parón se produce “por un problema de salud propio o de alguien cercano”, pero lo ideal es conseguirlo “por uno mismo”, señala.

La obra anima a intentarlo, mientras que el artista da claves como “no usar tanto el móvil, quedar con gente y mirarles a la cara y con atención o elegir cobrar menos a tener más trabajo”, especifica.

Las técnicas de la obra

La obra que se representa este jueves en Huesca mezcla varias “técnicas diferentes” para “hacer reír y emocionar” al público, como explica el propio Albà.

“Usamos títeres, música, teatro con gesto, clown,... para conquistar al público sin palabras”, confirma.

Este es uno de los grandes retos del show, aunque su propulsor sostiene que realmente “así es más fácil llegar a todas las edades y a diferentes culturas, porque dejas más espacio para que la gente viaje y se imagine cosas”.

Las palabras son muy cerebrales y sin ellas hay más espacio para la parte emocional. Todo se puede representar de manera poética y a veces es incluso más sencillo con títeres que con humanos”, opina.

Seguramente, las personas mayores saldrán encantadas de la obra, pero Albà también la recomienda a los jóvenes, por eso ha adaptado el montaje para todos los públicos.

“La gente a la que le gusta el teatro va a pensar: ‘Vaya trabajo han hecho’ y la que piensa que no le gusta seguro que se lo pasa genial. Una vez un joven me dijo con mucha emoción: ‘Me habían contado que esto era teatro, ¡pero esto mola!’”, recuerda entre risas.

Organizada por el Ayuntamiento dentro del ciclo Jueves a Escena, la obra también se engloba dentro del prestigioso programa estatal de artes escénicas ‘Platea’, un factor en consonancia con su objetivo de “llegar a cuanta más gente, mejor, y a cuantos más lugares, mejor”, sentencia el artista, muy contento por su visita de este jueves al Alto Aragón.

Etiquetas