Cultura

GENTE DE AQUÍ

Peña Marín: “La mujer es una idea principal en mi obra. La mujer es mi máxima”

Desarrolló el frontal del ábside de la iglesia de la Magdalena de Benavente de Aragón y la decoración interior del Concejo de Graus

Peña Marín junto al cuadro sobre Pepita Sazatornil que ha cedido al Consistorio grausino.
Peña Marín junto al cuadro sobre Pepita Sazatornil que ha cedido al Consistorio grausino.
E.F.

La artista gráfica Peña Marín ha cedido recientemente al Ayuntamiento de Graus una obra sobre la cantante grausina Pepita Sazatornil, que se expondrá en la Casa de la Cultura, sede de la Escuela de Música Municipal. La obra, que está formada por dos cuadros, fue creada como parte de la exposición “Femenino plural. Visiones artísticas de mujer”, instalada el pasado año en Espacio Pirineos.

Licenciada en Bellas Artes y diplomada en Historia del Arte, Peña Marín desarrolla su trabajo desde hace dos décadas desde la capital ribagorzana, en el estudio de arte y diseño The Art Factory (TAF). Además de esa exposición, destaca dentro de su trabajo “en femenino” el calendario “Mujeres de Ribagorza”, editado por TAF en 2019 y que ha tenido una gran repercusión, incluso como documento de consulta.

“La mujer es una constante en mi obra. El artista cuenta con una privilegiada posición desde la que ser escuchado, y yo utilizo ese altavoz para reforzar los derechos de la mujer”, explica la Marín, contenta con la buena acogida que ha tenido la cesión.

Los cuadros cedidos al Consistorio corresponden a su obra enmarcada dentro de la exposición ‘Femenino plural. Visiones artísticas de mujer’, que tuvo lugar el año pasado en Espacio Pirineos. “La obra se hizo para la exposición y ya pensé entonces que lo más adecuado era cederla al Ayuntamiento, ya que ellos hacían el esfuerzo de valorar nuestro arte y nuestro trabajo”, comentó tras la cesión, recibida por la alcaldesa, Gemma Betorz.

Este trabajo sobre Sazatornil se instalará en la Casa de la Cultura. “El sentido de la obra es dar a conocer a Pepita y qué mejor que estuviera en un sitio público y se pudiera ver. El Ayuntamiento ha propuesto ponerla en la Escuela de Música al ser contralto y por eso hablamos de ella”. Aunque el personaje le fue asignado para la exposición, se muestra encantada. “Me tocó por casualidad, pero me acercó a mis raíces con el canto coral. Yo misma estuve años cantando y mi suegro estaba muy vinculado mundo coral. Por otra parte, el hecho de que fuera una mujer artista en el mundo rural me fue atrayendo más. Me lo pasé muy bien haciéndola, como hacía tiempo que no me lo pasaba”, relata.

La obra se compone de dos lienzos, en un díptico partido, “se parte en el corazón”. “Es como decir que ‘he llegado a ser pero no del todo’. Ella tenía como ídolo y ejemplo a Raquel Meller, la cantante de cuplé. Así que quise darle la oportunidad de retratarla como una diva. Es Sazatornil, pero es Meyer realmente”.

Como en otras obras de Marín, las leyendas son tan importantes como la imagen misma. “Luego están las reflexiones que yo hago. ‘Pionera, es por ti’ se refiere a mi madre y a esas mujeres que están trabajando para que Graus y Ribagorza estén ahí, el título es por eso. Me gusta trabajar con imágenes y sobre ellas pintar, escribir y rallar. La fecha que aparece no es la de su vida, sino los años que cantó en el orfeón. Es una lectura para hacerla despacio e ir viendo los detalles. Explico muchas cosas”, asegura.

Pepita Sazatornil (1897-1971) es la cuarta de ocho hermanos. Recibió una formación religiosa en el colegio carmelita de la localidad, donde pronto destaca por su voz. Canta en los festivales del colegio y forma parte del coro parroquial Las hijas de María. Con la llegada a Graus de Manuel Borguñó y la creación del Orfeón de Graus, Pepita y Conchita López son las voces más brillantes, las solistas elegidas por el director para los distintos conciertos realizados tanto en Graus, como en Zaragoza, Barbastro y Barcelona. Pepita atesora una poderosa voz contralto, que deslumbra tanto a su público como a especialistas y periodistas musicales.

La gripe española de 1918 tiene una grave incidencia en Graus, donde mueren decenas de personas, incluido el propio padre de Pepita. El Orfeón se desmantela, abortándose el proyecto de actuar en el Teatro Real de Madrid. Pepita, que podría haber desarrollado una carrera artística, se queda en Graus, soltera, y su extraordinaria voz no va más allá de las misas de la parroquia.

“La mujer es una idea principal en mi obra. Me gusta hablar de ella y creo que lo necesitamos. La mujer es mi máxima”, insiste Peña Marín, antes de hablar de otro de sus trabajos fundamentales en este ámbito, el calendario “Mujeres de Ribagorza” editado en 2019. “Nos ayudó mucho Jorge Mur como historiador. Se necesitaba hacer ese listado y que ese esfuerzo siga dando resultados es genial”, cuenta sobre ese calendario con doce ribagorzanas que ilustran cada uno de los meses de 2019.

“El fin del calendario fue divulgar. Hubo una tirada para repartir gratuitamente en bibliotecas y colegios y, hace unos meses, sirvió de base de un taller de Lettering, impartido por la propia Peña Marín, que ha derivado en un mural realizado con vinilo en el jardín de Espacio Pirineos.

Aunque “la conciliación es complicada” y Peña Marín no está cultivando la faceta artística tanto como querría, va atesorando material para utilizar en futuros momentos vitales más tranquilos. “Ahora mismo, la faceta artística es en la que menos estoy. Anoto cada idea que tengo. Guardo cada imagen que me gusta. Dentro de unos años tal vez tenga tiempo para volver a pintar. Ideas siempre tengo. Siempre se me ocurren cosas y, en algún momento, podré hacerlas”, concluye como toda una declaración de intenciones.

Ganadora de premios de portadas y carteles; el Concurso Jóvenes Creadores de Aragón de la DGA, de la portada de La Carpeta, también del Gobierno de Aragón, entre otros, ha diseñado logotipos como el de la Oficina de Turismo de Graus o la nueva imagen de la Comarca de la Ribagorza. Destaca también el desarrollo del proyecto artístico de decoración interior del Concejo de Graus o el frontal del ábside de la iglesia la Magdalena de Benavente de Aragón. 

Etiquetas