Cultura

EXPOSICIÓN

Homenaje de Martínez Tendero a los sanitarios

Los ojos de estos profesionales durante la pandemia protagonizan la muestra que se inauguró el jueves en Caja Rural de Huesca con unas 100 obras

Los retratos solo tienen color en la retina de los ojos.
Los retratos solo tienen color en la retina de los ojos.
Pablo Segura

El jueves se inauguró en la sala de Caja Rural de Aragón en Huesca una muestra de unas cien obras de José María Martínez Tendero en las que los protagonistas son los ojos de los autorretratos que le enviaron miembros del personal de diferentes centros sanitarios durante la pandemia de la covid-19.

Todo comenzó el 12 de marzo de 2020, cuando José María Martínez Tendero, sensibilizado ante el momento preconfinamiento que vivía España por el coronavirus, viajó a su Albacete natal “y contacté con varios sanitarios y me di cuenta de que por mucho que me decían, a través de los ojos estaba viendo todos los sentimientos que brotaban como nunca antes los había visto”.

Allí confirmó que es cierto eso de que “la mirada no engaña. Efectivamente, yo vi que no me engañaban, todo lo que estaba pasando estaba reflejado en su mirada”. Por eso, solo hay color en la retina de los ojos, porque allí es donde está la vida y todo lo que ellos están viendo en el hospital”. El resto, gris.

La realización de las obras que conforman esta exposición duró unos 18 meses, y la muestra resultante “es la que más satisfacción me ha dado en mi vida, por lo que he conocido, y estoy muy alegre de haberla realizado”.

En el centro, Martínez Tendero junto al edil de Cultura, Ramón Lasaosa. A la izquierda, José Antonio Artigas y María José Labarta.
En el centro, Martínez Tendero junto al edil de Cultura, Ramón Lasaosa. A la izquierda, José Antonio Artigas y María José Labarta.
Pablo Segura

Los ojos de estas personas reflejan, según Martínez Tendero, “todo lo que tienen los buenos profesionales: valentía, miedo también, impotencia y, sobre todo, un gran corazón que llevan dentro. A todos los sanitarios creo que les debemos mucho”.

Cuando pidió que les fueran enviando selfis improvisados de aquel momento de crisis sanitaria, Martínez Tendero “quería saber exclusivamente qué aspecto tenía su mirada, que aparentemente es muy sencillo, muy simple, pero he descubierto que hay una profundidad tremenda en ese gesto”, y eso es lo que refleja en la muestra.

Una exposición que tiene unas 70 obras pequeñas, de 70 por 50, dedicadas a sanitarios de Castilla-La Mancha, Madrid, Aragón y otros lugares más lejanos, y en formato superior hay “unas representaciones alegóricas a lo que ocurría en aquel momento también, por ejemplo en cuanto a protecciones, pero no por echar leña al fuego, sino simplemente por dejar constancia de que ocurrió, que a veces no tenían con qué protegerse, pero se solucionó todo enseguida”.

Reconoció, por otro lado, que ahora, después de esta exposición, añade algo de realismo a sus obras, tan abstractas y vanguardistas antes.

Lo recaudado por la venta de catálogos se donará a Aspanoa, asociación de atención a niños con cáncer con la que Martínez Tendero colabora desde hace años. María José Labarta, responsable de la Casa de Aspanoa en Almudévar, agradeció este “gesto solidario” y recordó que este artista “siempre ayuda en apoyar a los niños con cáncer”.

Etiquetas