Cultura

cine

Javier Corcuera: “Todo parte de una pregunta y la película es una búsqueda”

El director recibe este domingo la Siñal D’onor en Espiello 2022

Javier Corcuera, en el festival sobrarbense.
Javier Corcuera, en el festival sobrarbense.
Espiello

“Todo parte de una pregunta y la película se convierte en una búsqueda”. A partir de esta idea, el director de cine Javier Corcuera crea cada uno de sus trabajos y traslada al espectador una realidad que no siempre es cómoda, pero que sí necesaria.

Corcuera recibe este domingo la Siñal D’onor en Espiello 2022, el máximo galardón que otorga el Festival internacional de documental etnográfico de Sobrarbe, en reconocimiento a su trayectoria como cineasta, a su aportación al género documental y a su compromiso social.

En una entrevista realizada por la organización del certamen altoaragonés, Javier Corcuera confirma que le influyó a la hora de dedicarse al séptimo arte el hecho de vivir en casa de un poeta, entre pintores, escritores y músicos.

“Supongo que influyó porque crecí de niño en la casa familiar donde nos visitaban muchos artistas y es verdad que de niño recibí un juguete, un cinexin que era un pequeño proyector que me enviaron de España, y me acuerdo que eso marcó mi vocación. Luego -prosigue el realizador- me enteré que ese juguete marcó la vocación de muchas personas que luego se han dedicado al cine”.

Desde sus comienzos hasta la actualidad, Corcuera valora positivamente su evolución en el mundo del cine.

“En realidad yo me he ido enamorando del género cada vez más. Cuando empecé a hacer películas descubrí el documental, empecé a aprender a hacer películas con la realidad y con el tiempo he ido tomando más seguridad y aprendiendo a enfrentar esa realidad, aunque siempre las películas documentales son un misterio. Depende del momento, de cómo te entregas a la realidad, a los personajes,... Creo que a pesar de la experiencia, siempre hay un vértigo cuando empiezas, como si fuera la primera vez”, afirma en la entrevista el director

Corcuera se muestra encantado de volver Espiello, donde ya estuvo en el año 2014 con su trabajo Sigo siendo (Kachkaniraqmi) e impartiendo un seminario sobre el proceso de creación de una película documental. Recuerda con cariño su visita anterior y demuestra la ilusión que le hace recoger este domingo la Siñal d’onor.

Etiquetas