Cultura

LA ENTREVISTA

Aroha Travé: “Es una mirada a la infancia en un barrio, con humor de cómic de los años 90”

La historietista hablará este lunes en Huesca sobre su monográfico ‘Carne de Cañón’, en el IEA

Aroha Travé.
Aroha Travé.
S.E.

La dibujante de cómics Aroha Travé presenta su trabajo Carne de Cañón, publicado por Ediciones La Cúpula, este lunes, a partir de las 18 horas, en el salón de actos del Instituto de Estudios Altoaragoneses (IEA), en el marco de una de las sesiones del Grupo de Lectura La Llave de la Biblioteca del IEA, bajo la coordinación del editor de Contraseña Alfonso Castán, en esta ocasión abierta al público que desee asistir hasta completar el aforo.

La historietista, que advierte que “me gusta mucho la mirada infantil de cosas que no son para niños”, subraya que el lector encontrará “personajes de barrio, situaciones chungas con gente chunga, desde el punto de vista de un niño que está acostumbrado a vivir así. Nadie se lamenta porque no conocen otra cosa, para ellos es normal que su madre los insulte y los amenace y luego se los coma a besos y es normal que se pelee con todo el mundo siempre o que haya yonquis en los descampados”.

En este sentido, revela Travé que “es una mirada a la infancia en un barrio con un humor que viene muy influenciado por El Víbora y todos aquellos cómics de Ediciones La cúpula de los años 90”.

La autora explica a este diario que su propósito es hacer reír a la vez que mostrar una realidad feísima porque así es como eran las historietas con las que ha crecido. “Me he criado leyendo cómics que se reían de las cosas más jodidas y las mostraban tal y como eran. Crudas”, añade. “De esos cómics aprendí a mostrar las cosas con humor pero tal y como son”, sentencia.

Sobre esta primera experiencia de crear un cómic largo, puesto que ya se había introducido en este mundo del cómic de la mano de publicaciones en la revista Voltio, asegura que: “intenté hacer un cómic muy grande en todos los sentidos antes de Carne de cañón pero tuve que dejarlo porque me estaba quedando sin salud mental, era demasiado para mí”. Ante lo cual, Travé continúa explicando que con la publicación con Ediciones La Cúpula, con la cual ha logrado uno de sus sueños de infancia, “he aprendido a hacer un cómic bien, no bien de que sea bueno sino bien, de la mejor manera posible y Carne de cañón me ayudó a ponerme limites sobre dibujar cosas innecesarias”, concluye. 

Etiquetas