Cultura

ENTREVISTA

Jorge Cored: “Este año arranca en el segundo acto, con la pasión propiamente”

El actor amateur interpreta el papel de Jesucristo en el drama sacro ‘La Pasión’, que se representa este fin de semana en la capital oscense

Jorge Cored.
Jorge Cored.
Pablo Segura

El actor oscense, no profesional, Jorge Cored interpreta un año más, tras dos de parón por la pandemia por coronavirus, a uno de los dos Jesús de Nazaret en la representación de La Pasión, en el teatro Salesianos de Huesca, organizado por la Asociación de Antiguos Alumnos, que este año reduce su formato y sus pases a dos. El primero será el sábado 9, y el segundo el domingo 10, ambas a las 18 horas.

De las tradicionales tres horas y media de duración, este drama sacro se quedará este año en dos y cuarto, ya que, como avanza Cored, “arranca en el segundo acto, con el momento de la pasión de Cristo propiamente, que es, en mi opinión, la parte más bonita. Se queda fuera el acto de la vida pública de Jesús, en la que había muchos actores, adultos y niños, sobre el escenario y, ante la situación sanitaria actual y la normativa que ha ido cambiando, se decidió así”.

Este 2022, Cored cumplirá su décima representación en La Pasión, puesto que en 2020 se comenzó a ensayar pero no hubo representación y en 2021, ya no se reunió el elenco. El actor amateur recuerda que llegó a esta obra en 2011 como uno de los crucificados y después como Herodes.

En este sentido, revela que su relación con la obra empezó hace muchos años porque solía ir a verla cada Semana Santa, “así que comenzó siendo espectador a diferencia de muchos compañeros que tiene tradición familiar”.

Cored insiste en la ilusión que sienten los actores de este drama por regresar al escenario de Salesianos y reencontrarse con los oscenses aunque subraya la dureza de los ensayos: “Este año los ensayos han sido duros, empezamos a ensayar más tarde, porque con todo el cambio de regulaciones no sabíamos si se haría la obra, y, en este tiempo, se han perdido ciertos mecanismos”.

Así comenta que el pasado sábado ensayaron la crucifixión y redescubrió sensaciones que ya no recordaba. “No me acordaba de que había tantos golpes al subir a la cruz, y es que sin la adrenalina del directo, en frío, duele un poco”.

De todos modos, según advierte Cored, “ese es uno de los mejores momentos de La Pasión, junto con la resurrección, y el peor, cinco minutos antes de empezar que es cuando estás más concentrado, pero también más nervioso por la responsabilidad, más este año, que queremos que sea de reencuentro con los oscenses”. Por cierto, un año más se atisba el éxito puesto que “las previsiones sobre la asistencia de público son muy buenas, la preventa está funcionando muy bien”, confirma Cored, ante lo cual opina que el éxito de este drama sacro, con más de 70 años de representaciones, es que “La Pasión de toda la vida es tradición de Huesca y los oscenses la notan como muy cercana y familiar”.

“Para mí tiene todos los ingredientes perfectos para el éxito”, resume el actor, que, aunque no se dedica profesionalmente a ello, con 13 años ya estaba en el Teatro de Robres y no descarta seguir avanzando por ese camino de las artes escénicas o musicales.

Etiquetas