Cultura

LA ENTREVISTA

Soledad Franco: “No utilizo moldes, cada componente está hecho uno a uno, y no repito”

Esta artista vive en Sabiñánigo y centra su carrera en el diseño y la realización de piezas exclusivas de joyería artesana

Soledad Franco.
Soledad Franco.
M.P.

La escultora y artista multidisciplinar Soledad Franco, que vive en Sabiñánigo, centra desde hace unos años su carrera en el diseño y realización de piezas exclusivas de joyería artesanal, desarrollando su propia marca. La semana pasada abría al público un espacio en la localidad serrablesa. “Es como una pequeña galería donde expongo y vendo lo que hago en el taller. En principio abro por las tardes, pero también atiendo por WhatsApp y a través de mi página web”, explica.

Argumenta que este espacio que ha creado es como una continuidad de la labor que lleva haciendo desde hace más de cinco años con su marca. “Hasta ahora he vendido el producto en ferias, algo también ‘online’ -apunta-, pero ha llegado un momento en el que se me había creado la necesidad de sacar el producto del taller y exponerlo en un sitio adecuado. Sí que es verdad que los clientes acuden a mi taller, pero llegas a un punto en el que es inhabitable para estas piezas que necesitan tener su propio espacio y aire alrededor, y necesitan ser expuestas como se merecen”.

Soledad Franco estudió en la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos de Zaragoza, y desde entonces he estado ligada al arte y a los oficios profesional y personalmente. Sus conocimientos los emplea en crear nuevas colecciones utilizando siempre la porcelana como materia base de sus creaciones. Dice que con la naturaleza como continua fuente de inspiración y con materiales 100 por cien naturales y 100 por cien reciclables, intenta llegar a un público amante de lo natural y el arte sostenible. “Defino mis piezas como arte natural, son totalmente únicas. El proceso es totalmente artesanal, no utilizo moldes, cada pieza, cada bola, cada pétalo, cada componente está hecho a mano, uno a uno, y no repito nunca. Hay pendientes básicos que sí tienen unas bolitas que son las que complementan el resto de los componentes, pero son todas piezas únicas. Por ejemplo, si compras una hojita, nunca habrá dos iguales; si compras una pieza de estas, no encuentras otra igual”.

En cuanto a proyectos, explica que tiene previsto colaborar con una diseñadora “con la que vamos a presentar una colección toda ella natural”. “Mi carrera de escultora, diseñadora y creadora -añade- siempre va dirigida a inspirarme en la naturaleza”. Y apunta que estas joyas de autor que crea, son parte del proceso. “Llega un momento en el que es más difícil darle salida a la escultura y empecé haciendo cosas más pequeñas, y he acabado haciendo pequeñitas joyas. No llevan oro ni plata, pero para mí son joyas de arte y para mucha gente también”.

Según explica Soledad Franco, el objetivo al crear este espacio abierto en la plaza de la Constitución “es atraer público a Sabiñánigo, que me venga a ver gente que pasa por la autovía, tengo clientas de Zaragoza, de Pamplona, del País Vasco... que tienen en esta zona segunda residencia, otra cosa es que lo consiga”. 

Etiquetas