Cultura

MÚSICA

La música en vivo afronta 2022 con “cauto optimismo”

El sector gana 157 millones de euros en 2021, un 13,7 % más que en 2020

Dani Martín se convirtió en 2021 en el artista que mejor funcionó en vivo en España, con 127.766 asistentes en solo 11 conciertos.
Dani Martín se convirtió en 2021 en el artista que mejor funcionó en vivo en España, con 127.766 asistentes en solo 11 conciertos.
S.E.

Aunque aún lamiéndose las heridas del batacazo “demoledor” de la pandemia, con unas cifras que muestran una “muy tímida” recuperación del sector tras haber perdido más de la mitad de su mercado por la covid-19, la industria de la música en directo afronta 2022 con “cauto” optimismo.

Es la principal conclusión que se extrae de la presentación este martes por parte de la Asociación de Promotores Musicales (APM) del Anuario de la Música en Vivo de 2021, que arroja una facturación el pasado ejercicio de 157,6 millones de euros, esto es, un 13,7 % más que el año anterior.

Muy lejos aún de las cifras “récord” de 2019, cuando las taquillas de los conciertos y festivales amasaron 382,5 millones de euros, los profesionales del sector ven especialmente halagüeña la curva ascendente vivida desde el verano, cuando empezaron a relajarse las restricciones sanitarias y, sobre todo, el comportamiento del pasado diciembre.

Con 30 millones de recaudación, no fue solo el mejor mes de todo el año, sino que fue el segundo mejor diciembre de toda la historia desde que se recopilan datos.

“Son luces a las que ha costado llegar tras dos años muy oscuros, que no han sido precisamente buenos, con unos datos demoledores en 2020”, recordó Albert Salmerón, presidente de APM, respecto de un año en el que los ingresos fueron de poco más de 138 millones, cuantía que podría haber sido peor incluso de no ser por un primer trimestre muy bueno.

Martín, el más taquillero

La relajación de las limitaciones se dejó sentir especialmente en los conciertos en el último tramo del año de Dani Martín, que pudo concentrar mayor aforo en sus directos y se convirtió en 2021 en el artista que mejor funcionó en vivo, con 127.766 asistentes en solo 11 conciertos.

Le siguieron en el podio la gira de despedida de José Luis Perales (casi 112.0000 espectadores en 37 conciertos) y la de Aitana (unos 105.200 en 31 conciertos). Sin apenas visita de artistas internacionales, el Anuario de la Música en Vivo 2021 presenta esta vez una única clasificación, cuyos diez primeros puestos los completan por este orden el colombiano Camilo (cerca de 89.000 asistentes), Robe (79.800), Antonio Orozco (78.700), Nathy Peluso (75.100), Rozalén (67.550), Raphael (67.507) y Pablo López (63.521).

Por las dificultades para celebrar macroeventos se optó igualmente por realizar una única tabla de los festivales con más público, monopolizada por los ciclos con el público sentado como el Starlite de Marbella (Málaga), que celebró 54 conciertos y reunió a cerca de 100.000 personas.

Tras esta cita, las que mejor funcionaron fueron Marenostrum de Fuengirola (Málaga), con unos 81.500 asistentes, y el Festival Jardins de Pedralbes de Barcelona (76.600).

Les siguen Noches del Botánico de Madrid (72.300), Festival Muelle 12 de Alicante (60.600), el gaditano Concert Music Festival de Chiclana de la Frontera (59.600), Festival Guitar BCN de Barcelona (44.000), Festival Magdalena Deluxe de Santander (40.000), Nits del Fòrum de la Ciudad Condal (40.000) y, en Girona, el Porta Ferrada (37.800). 

Etiquetas