Cultura

exposición

‘Castarlenas. Memoria en piedra’ supera el millar de visitas

La muestra instalada en Espacio Pirineos de Graus se clausura este jueves  

Visitantes en la exposición de Castarlenas.
Visitantes en la exposición de Castarlenas.
E.F.

La exposición Castarlenas. Memoria en piedra se despide este jueves 28 de abril, tras haber recibido a un total de 1.100 visitantes desde su inauguración, el pasado día 11 de marzo. 

La muestra, que ha llevado aparejadas distintas actividades entre las que destacaron la charla del historiador Francisco Martí, el concierto de Isabel Marco, las láminas del ilustrador Jorge Valero o las visitas guiadas, se enmarca en un proyecto más amplio de recuperación y puesta en valor del patrimonio que ha supuesto trasladar la portada renacentista plateresca de la iglesia de Castarlenas a Espacio Pirineos donde, una vez terminada la muestra, se montará de forma permanente.

El centro Espacio Pirineos organizó esta exposición que se ha prorrogado tres días más de lo previsto, hasta este jueves, dada la buena respuesta que ha tenido entre vecinos y visitantes. 

Además de varias piezas de la citada portada, la muestra ha incluido numerosas fotografías de Castarlenas y sus elementos de interés, además de un impresionante vídeo virtual de su estado actual interior y exterior, información de cómo vivían en Castarlenas, del pueblo, de la Baronía de Castro y los tratados de arquitectura, técnica y estética.

El contenido de la muestra Castarlenas. Memoria en piedra ha ocupado las cuatro capillas de la nave central. Los paneles explicativos de la primera de ellas situaban Castarlenas, sus orígenes y su evolución como villa medieval

En la siguiente, se abundaba en la dependencia de la Baronía de Castro, de cuyo esplendor en el siglo XVI surgió la iglesia y la propia portada, similar a otras renacentistas de la zona como la basílica de la Virgen de la Peña de Graus.

En la tercera capilla, la exposición incidía en los aspectos estéticos y hacía una comparativa con fotografías actuales, sobre todo, del templo. Por último, se centraba en la portada, bien conservada al haber estado cubierta por un pórtico y superpuesta a un muro estructural, lo que le ha permitido extraerla sin peligro, en unos trabajos que desarrolló la empresa Prames

La capilla incluye una reproducción de la portada de gran formato, obra de Jorge Valero, cuya venta está contribuyendo a la recaudación para su conservación. También se encuentran allí piezas de piedra de la portada, espléndidos capiteles y dovelas, entre otras.

Etiquetas