Cultura

El Festival Castillo de Aínsa recobra su identidad primigenia

Dirigido por Joaquín Pardinilla, se celebrará del 2 al 24 de julio apostando por la música de raíz y artistas como Morgan o Eric Gales

Joaquín Pardinilla, Maribel de Pablo, Paco Paricio y Agustín Muñoz han presentado el festival.
Joaquín Pardinilla, Maribel de Pablo, Paco Paricio y Agustín Muñoz han presentado el festival.
D. A.

El Festival Castillo de Aínsa recobra su identidad primigenia y en su 32 edición apuesta por la música de raíz, que junto al teatro, volverá del 2 al 24 de julio a llenar de cultura la Comarca de Sobrarbe, ya que a Aínsa se unen como escenarios La Casa de los Títeres de Abizanda y el Museo de Ingenios Musicales en Labuerda, tal y como ha explicado su nuevo director, el músico ainsetano Joaquín Pardinilla, en la presentación de un cartel que encabezan Morgan, Eric Gales y María Arnal i Marcel Bagés.

La Diputación Provincial de Huesca ha sido el escenario en el que Pardinilla, junto a Paco Paricio, responsable de la programación teatral; Agustín Muñoz, concejal de Cultura del Ayuntamiento de Aínsa-Sobrarbe, y Maribel de Pablo, diputada delegada de Cultura, han presentado uno de los festivales más longevos de Aragón.

Joaquín Pardinilla ha reconocido que para él es “un reto” asumir la dirección de un festival “que es un proyecto cultural y no solo de entretenimiento”, y del que ha destacado el trabajo junto a Paco Paricio, “en un proyecto que se quiere prolongar en el tiempo”, y que busca “volver al Kilómetro 0 en todos los sentidos”.

Con el foso del castillo de Aínsa como nuevo escenario, y un aforo para el que entre 600 y 700 personas que puedan disfrutar “de la cercanía de los artistas y la calidad del sonido”, el festival subirá el telón el 7 de julio con una noche dedicada al blues en la que actuará Eric Gales, “un guitarrista norteamericano que está de gira por Europa” y que con su presencia pondrá en marcha “el concepto de raíz como algo abierto”.

Al día siguiente estarán los Hermanos Cubero, “referentes en el folk y en el indie”, y Trivium Klezmer con la presentación de su nuevo disco, Delirium Klezmer.

El 9 de julio, además de Cuti Vericad, se contará “con uno de los pesos pesados del festival, Morgan, uno de los grupos más importantes del panorama nacional dentro del soul, blues e, incluso rock”, ha indicado Pardinilla.

En el patio del Museo, el 18 de julio estará Almalé. Enmarcada dentro “de la nueva música antigua”, se trata de una cantante e intérprete de viola de gamba que acudirá a Aínsa acompañada de un grupo de músicos.

El 19, y en el mismo lugar, Ixeya, una formación femenina que cantan en aragonés y que con Almalé “son propuestas interesantes al tratarse de grupos emergentes por los que apostamos”, ha destacado Pardinilla.

El día 20, tocará Zaruk, cuyos intérpretes son conocidos en la provincia porque han participado en el Festival en el Camino de Santiago con diferentes formaciones. Ellos serán la antesala “de otra de las propuestas interesantes de esta edición, Ana Diáfana e Iñaki Zuazu, dos músicos sobrarbenses, y de María Arnal i Macel Bagés, “referentes en el panorama nacional actual tanto en folk y electrónica como en pop”.

El 22 de julio, Escoria con su regreso a los escenarios, y el 23, Miguel Lardíés y Olga y los Ministriles, completarán un cartel que todavía no está cerrado.

Las propuestas musicales se alternarán con el teatro y otras actividades, como un taller y exposición de campanas, “en el que los niños conocerán ritos y las tocarán”, avanzó Paco Paricio.

Precisamente, al público familiar es al que va dirigida la parte teatral del festival, que estrena como escenario La Casa de los Títeres de Abizanda. Búho Teatro y Jesús Parra amenizarán las mañanas del 3 y el 10 de julio en esa localidad, mientras las propuestas de El Mono Habitado y Patri Coronas se darán cita en el patio del Museo de Aínsa.

La mirada al territorio y la puesta en valor de la sabiduría popular repiten con ‘Mujeres que cuentan’ acto de clausura del festival el 24 de julio, y ‘Más sabe la diabla’, en el que se produce una conversación entre el público y la protagonista invitada, en esta ocasión Emilia Puyuelo, vecina de Aínsa que con su banco de semillas está involucrada en la conservación y la promoción de variedades hortofrutícolas locales a través de la asociación Arto un Paso Atrás.

Paco Paricio, destacó la incorporación de la Casa de los Títeres como nueva sede, “una propuesta que aceptamos desde el primer momento”, así como el seguir colaborando con una programación teatral que "va dando pasos hacia delante, recuperando la esencia y haciendo que la cultura nos llene de identidad”.

Como preámbulo a toda esta oferta cultural, Santa María de Buil ha sido el enclave elegido para el pórtico del Festival Castillo de Aínsa que correrá a cargo de Ensemble XXI, mientras que el colofón lo pondrá la presentación de la Morisma, que este año celebra su 50 aniversario. El 30 de julio, habrá un pasacalles medieval por las calles de la villa, correfocs, y alguna sorpresa para la que todavía habrá que esperar, y que contribuirán en poner en valor la cultura, “que con la música y el teatro” como emblemas, es “necesaria para el desarrollo de la Comarca de Sobrarbe y, además, debe llegar al mundo rural”, según Agustín Muñoz, y en esta ocasión lo hará con un cartel de músicos “que no nos dejarán indiferente a nadie” y actuaciones familiares y otras complementarias “que son señas de identidad de este encuentro cultural”, apuntó Maribel de Pablo.

Etiquetas