Cultura

ENTREVISTA

Aitana Carrasco: "Ante un atasco, cuantas más restricciones te pones más fácil es empezar"

La ilustradora abrió el ciclo de conferencias de La Compañía Ilustrada, en Huesca

Aitana Carrasco .
Aitana Carrasco .
S.E.

La ilustradora licenciada en Bellas Artes y docente Aitana Carrasco impartió el jueves pasado una conferencia en la Escuela de Arte de Huesca con la que abrió el ciclo de conferencias de La Compañía Ilustrada, tras la puesta en marcha de la segunda edición de este programa itinerante el pasado viernes en Graus.

Escucho, pero no mucho fue el título de la charla, a través de la cual la candidata al Premio Nacional de Ilustración los dos últimos años ofreció consejos para el futuro de los jóvenes alumnos del centro oscense para la profesión creativa, en general, y de ilustrar, en particular, y todo apoyado en el humor, puesto que como ella misma explicó a este periódico antes de la ponencia, “centro mi conferencia en base a mis propios fracasos y anécdotas, dentro de la profesión”.

Así habló de “censuras tontas” que le han ocurrido, pero también insistió “en las veces que me he empecinado en hacer algo y me he escuchado demasiado a mí misma”, porque, de hecho, sobre el título advirtió que con él quería hacer hincapié en que “a veces es mejor no escuchar demasiado ni al cliente, para centrarse en la intuición, ni a ti mismo, para escuchar el proyecto”.

Tras 15 años ilustrando y con más de 30 libros a sus espaldas, la ilustradora hizo un recorrido por su obra, mostrando especialmente aquellos trabajos que han supuesto un aprendizaje, para bien o para mal, porque, como añadió, “se aprende de los fracasos, aciertos, equivocaciones, imprudencias, trucos, trampas y bofetadas” que ha ido experimentando, descubriendo y recibiendo a lo largo de su carrera.

Uno de los asuntos que centraron la conferencia fue cómo comenzar, muchos consejos de la experta siguieron esa línea “porque en la cabeza todo es diferente y cuando lo empiezas a plasmar en el papel enseguida ves los caminos que no funcionan”. Y reveló que ante el bloqueo creativo ella se pone normas: “Por ejemplo, voy a trabajar solamente con tres colores o este libro va a ser cuadrado. Cuantas más restricciones te pones más sencillo es empezar a trabajar, es una paradoja pero es así, si tienes todo el infinito es más complicado arrancar y luego puede surgir otra cosa totalmente distinta pero al menos ya no hay atasco”.  

==

Etiquetas