Cultura

Homenaje artístico al pintor Santiago Fernández

La retrospectiva, que continuará hasta el 29 de mayo, se ha inaugurado en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner

Familiares de Santiago Fernández junto al comisario de la muestra, Antonio Santos, y Luis Felipe.
Familiares de Santiago Fernández junto al comisario de la muestra, Antonio Santos, y Luis Felipe.
Pablo Segura

La Sala 1 del centro cultural oscense Manuel Benito Moliner acoge la exposición Querido Santiago, una muestra pictórica que homenajea al artista aragonés Santiago Fernández Navascués, fallecido en Huesca, en 2020, a los 65 años edad, como consecuencia de una larga enfermedad.

La retrospectiva, que se ha inaugurado este viernes con la presencia de la familia del pintor aragonés, quien agradeció este recuerdo, y del alcalde Luis Felipe, recoge hasta el próximo 29 de mayo una extensa muestra de la trayectoria de Santiago Fernández, de quien, por cierto, se ha destacado que le encantaba el arte y así lo plasmaba en sus paisajes clásicos donde sobresalían los pueblos y casas, en especial, de la Jacetania.

El artista Antonio Santos, comisario de Querido Santiago, ha explicado a este diario que el título de la muestra “lo dice todo” y ha añadido que “era una persona a la que apreciábamos mucha gente en Huesca, era un hombre elegante, honesto, discreto y muy culto y, por lo que a mí respecta, nos aproximaba mucho mi oficio que él también ejercía de una manera notable”.

Por otro lado, ha advertido el ilustrador, “creo que la exposición será una sorpresa para mucha gente, para mí lo ha sido”. En este sentido, ha concluido que “una vez seleccionados los cuadro el resultado es una sorpresa maravillosa, es espectacular, porque era un grandísimo pintor”.

Santos  ha comentado también que todas las pinturas que se cuelgan en la sala son obra de Santiago Fernández excepto una: “Se trata de un magnífico retrato a Santiago de Jesús Benito Nicolás Sánchez colgado nada más entrar en la sala, a la izquierda, donde hay un texto en la pared que explica este cuadro que es el único que tiene cartela en la exposición”, para aclarar que no es del homenajeado.

La sala reserva toda una pared para sus reconocidos paisajes, pero no es lo único que se ve. Se exhiben sus cuadernos en vitrinas “que explican los métodos de trabajo del artista aragonés”, comenta el comisario de la exposición, pero además hay una amplia muestra del trabajo de Santiago Fernández sobre “retratos de amigos y familiares, incluso hay un cuadro en que aparecen dos desnudos, que está muy bonito resuelto”, apunta Santos, quien, por cierto, ha agradecido a la familia del pintor, sobre todo a su viuda Teresa Domingo, que “nos han facilitado enormemente el trabajo” y ha subrayado que “recopilar las cosas ha sido muy fácil, Santiago y su familia son gente muy organizada”.

Por otro lado, en la tercera pared de la Sala 1 del Centro Cultural Manuel Benito Moliner se cuelgan casi todo dibujos de interiores y alguna naturaleza muerta.

En cuanto a la técnica de estas obras, ha detallado el comisario, que “casi todo es óleo sobre papel, papel de calidad, con lo que consigue que chupe el óleo dándole una textura muy bonita”.

Un visitante inmortaliza algunas de las obras de la exposición.
Un visitante inmortaliza algunas de las obras de la exposición.
Pablo Segura

Retraso por la pandemia

“La exposición estaba programada desde hace tiempo pero la pandemia ha hecho que se retrase hasta ahora”, ha desvelado Antonio Santos, quien entre otros recuerdos, confesó a este periódico que sentía la necesidad de comisariar esta exposición porque “hay cuadros de Santiago que siempre me habían llamado la atención. Cuando iba a casa de amigos, y tenían alguna de sus obras, siempre captaba mi interés algún cuadro por lo elegante, lo fino, lo bien pintado, y solía ser siempre de Santiago”.  

Etiquetas