Cultura

LA ENTREVISTA

José María Cajal: "Todas las personas interpretamos papeles constantemente"

Como la Máscara de Tespis, llevó a varias localidades de la comarca del Alto Gállego sus ‘Divinas palabras paganas’

José María Cajal.
José María Cajal.
S.E.

José María Cajal, como la Máscara de Tespis, llevó a varias localidades de la comarca del Alto Gállego sus Divinas palabras paganas, una reflexión personal sobre las interrelaciones que a menudo se establecen entre la vida y el teatro. “Empecé con este proyecto hace más de diez años. El guion lo tenía en la cabeza, pero nunca lo acababa de plasmar en papel, y con la pandemia encontré tiempo y ordené esas ideas, encajé todas las piezas, lo preparé, ensayé, y ahora comienza a rodar”.

Siempre con el espíritu del cómico, en esta propuesta José María Cajal emprende un viaje apasionante a través de algunos de los grandes textos de la historia del teatro. Pasado y presente con Lope, Calderón, Shakespeare, los grandes trágicos griegos, o hasta palabras de Rafael Álvarez el Brujo, la poesía de Alberti y también algunos textos propios. “Hay adaptación de muchas escenas clásicas y contemporáneas, pero tiene mucha parte escrita por mí. Creo que el titular de este trabajo sería que todas las personas a lo largo de nuestras vidas estamos constantemente interpretando papeles, desde que nacemos hasta que morimos interpretamos un montón, esta es la esencia, la raíz de este espectáculo”.

José María Cajal añade que también tiene un pequeño componente pedagógico, “para intentar comprender un poco algunas de las grandes cosas que siempre hemos escuchado en el teatro pero que a lo mejor nunca nos hemos parado a pensar en qué consisten, son pinceladas, y todo con seriedad y sentido del humor. Hay mucha emoción, humor y mucha palabra”.

Otro de los objetivos que tiene esta propuesta, explica, “es mostrar el gran amor que tengo por el teatro, y el gran disfrute personal, el teatro es mi gran pasión y quería compartir todo eso con el público. Creo que el público ha entendido el mensaje porque su respuesta es de lo más satisfactoria, estoy muy agradecido”.

Argumenta que tenía sus dudas en la acogida que podía tener, “porque en los papeles que he representado -dice-, he estado un poco encasillado en la comedia, pero la verdad es que ha sido un disfrute personal profundo, así lo he notado”.

José María Cajal lleva 35 años haciendo teatro amateur. Dirige la Agrupación Teatral de Sabiñánigo, de la que es actor. Forma parte de la compañía Ta3 teatro y ha coordinado durante más de diez años talleres de dramatización y teatro dirigidos a adolescentes, pero también a pequeños y adultos. Ha trabajado en todo tipo de géneros teatrales, presentaciones de eventos, ha coordinado puestas en escena y colaborado con centros educativos en acciones formativas. Y es miembro del jurado de la Muestra de Teatro Amateur Villa de Biescas. “A la gente que hace teatro amateur la considero como activistas culturales. Los grupos de teatro amateur en la sociedad en la que viven son los que tejen esa tela de araña cultural de base con el lugar donde están”, apunta. 

Etiquetas