Cultura

LA ENTREVISTA

Silvia Alcalá: "Trabajo con mujeres y siempre que voy a pintar necesito sacarlas"

La artista exhibe en el Espacio Pirineos de Graus, ‘Expo feminae’, muestra que se puede visitar hasta el próximo 28 de mayo

Silvia Alcázar junto a dos de sus obras.
Silvia Alcázar junto a dos de sus obras.
E.F.

Las capillas de la nave central de Espacio Pirineos acogen, hasta el 28 de mayo, la exposición Expo feminae, de la artista Silvia Alcalá. La muestra recoge una serie de retratos femeninos de diferentes tamaños que tratan de penetrar en la realidad femenina actual. “Hay mujeres inquietas, trabajadoras, ilusionadas por la vida, esperanzadas. Es una necesidad personal, intento representar la concepción de la mujer ahora”, explica la propia autora, imbuida por completo en el mundo de la mujer.

“Trabajo con mujeres. Siempre que voy a pintar necesito sacarlas”, detalló, aludiendo a un fondo común. “Tienen tendencia a tener un interior muy rico. De hecho, hay un trabajo importante de fondo, incido en el fondo de mis cuadros y luego la dibujo de una manera que parece muy sencilla, aunque no es naïf, es una esquematización donde intento que aparezca el personaje, un personaje que, al mirarlo al trasluz, tiene esa trasparencia donde vemos el fondo. Todas tienen un halo de misterio, no me gusta dejar desnudo al personaje”, relata.

La obra de Silvia Alcalá, que expone por primera vez en Graus, es fruto de la improvisación, más que de la planificación. “Son retratos inventados. Nunca sé lo que voy a hacer. Empiezo con una tela en blanco y dejo que el personaje vaya saliendo. Es inspiración de la que resulta que haya piezas que trabajo más y otras menos. Siempre empiezo trabajando el fondo y luego la línea que me lleva al personaje. Hay cuadros con un retrato único y otros con más personajes. La tendencia de mi obra es que empiece a haber más personajes, escenas. Voy dejándome llevar”, avanza, respecto a los nuevos derroteros que está tomando su trabajo pictórico.

Respecto a la técnica, comenta que prima la utilización del “collage”. “Aparte de la pintura, uso trozos de papel y juego con un color que me lleva al otro. El papel es un recurso muy bonito. Tiene dibujos, formas, que luego pulo y dirijo a donde me interesa. Y termino con el color”, detalla respecto al proceso.

La muestra incluye obras de distintos formatos, algunos de gran tamaño. “Hay cuadros muy grandes, otros pequeños. Hay de todo tipo. Me gusta mucho trabajar el formato grande, es mi debilidad, aunque la selección para esta iglesia es un formato mediano”, explica, encantada con el resultado en el Espacio Pirineos, antigua iglesia de la Compañía. “Ya me enamoré cuando vine a verla. Cuando vi las capillas, la estructura de este panel blanco, el espacio en sí. A la hora de colocar las piezas, las capillas son como pequeñas habitaciones que permiten crear diferentes ambientaciones”.

Abierta a todo el mundo, esta muestra de “activismo sensato” es un reflejo del mundo actual y sus retos por lo que es recomendable para todo el mundo, incluso para el público infantil. “El collage la hace incluso más interesante para los niños”, asegura la autora. 

Etiquetas