Cultura

HOMENAJE

Un viaje a Colombia en 1992 que fue “salir del cascarón”

Huesca inicia el homenaje a Javier Brun con una exposición que recrea su “dura” experiencia en este país de América Latina 

Jesús Bosque saluda a Begoña Puértolas tras la inauguración de la muestra.
Jesús Bosque saluda a Begoña Puértolas tras la inauguración de la muestra.
Pablo Segura

Huesca puso en marcha este miércoles el programa ‘Enredando con Javier’, con el que se homenajea al que fuera jefe de servicio del Área municipal de Cultura, Javier Brun, fallecido el 17 de mayo de 2020 por un infarto. Abrió este homenaje la inauguración de la exposición El baile de los negritos, en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner. Entre los presentes, la viuda del homenajeado, Begoña Puértolas, que agradeció las actividades programadas, el concejal de Cultura, Ramón Lasaosa, excompañeros de trabajo, familiares y amigos.

Componen la exposición varios paneles y 25 fotos realizadas durante el viaje que en las navidades de 1992 realizaron Javier Brun y Jesús Bosque a Colombia, en concreto a la región del Cauca, para documentar el rito festivo del Küc´h Wala (El Baile de los Negritos).

Iba con ellos el también oscense Carlos Miñana, profesor de Antropología en la Universidad de Bogotá, quien les había propuesto “grabar para fin de año una especie de ritos cristiano-paganos de una etnia indígena del Cauca, en el suroeste de Colombia”. Una zona “muy alejada, muy en el interior, con bastante presencia de la guerrilla, paramilitares...”, recordó este miércoles Jesús Bosque.

“Íbamos sin saber muy bien dónde nos metíamos” y lo que se planteaba como un recorrido etnográfico se convirtió “en un viaje duro, iniciático digo yo, más para Javier, que era muy urbanita. Fue una experiencia muy intensa que de alguna manera nos marcó a nivel profesional y personal a los tres, fue salir del cascarón”, explicó Bosque.

Llegados a Cauca, lo primero con lo que se cruzaron fue una ocupación de tierras que habían pertenecido a los indígenas y que había terminado con veinte personas asesinadas por sicarios contratados por terratenientes.

La exposición

Uno de los paneles de la muestra, dedicado a ‘Tierradentro’, explica el rito festivo del Küc´h Wala (El Baile de los Negritos). “Durante semanas, los grupos de ‘negritos’ (niños) y ‘diablillos’ recorren los resguardos de este inmenso territorio, visitando todas las casas, tocando y bailando”.

En otro, se recoge la lucha por la tierra, con la anteriormente citada muerte de veinte personas en una finca del municipio de Caloto. El Consejo Indígena pidió a los oscenses recién llegados “que documenten la última masacre”, lo que para Javier, Carlos y Jesús fue “un inesperado y duro baño de realidad”.

Visitantes observan algunas de las imágenes que forman parte de la exposición en el Centro Manuel Benito.
Visitantes observan algunas de las imágenes que forman parte de la exposición en el Centro Manuel Benito.
Pablo Segura

Por último, un panel informa de Javier y su relación con el mundo de la cooperación. Participó en diferentes redes culturales, fue profesor de másteres en universidades españolas y extranjeras, sobre todo latinoamericanas, en Colombia fue responsable del Programa de Creación y Acompañamiento de Empresas Culturales...

Sobre la muestra, comenta Bosque que es “una recreación de este viaje a Colombia con una calidad dispersa de las fotos expuestas a nivel técnico”, ya que a Brun, que era el fotógrafo de la expedición, a la vez que ayudaba a Bosque con el equipo de filmación, “le robaron todo el equipo fotográfico, incluidos los carretes, y prácticamente de todo el trabajo que había hecho no quedó nada, solo medio carrete que iba en una cámara que no estaba entre lo robado”. Y para este homenaje, “hay algunas cosas que son copias que yo hice de algunas diapositivas, pero que no las hemos sabido encontrar, y se pierde calidad”. Forma parte de la muestra, además, un audiovisual de 3 minutos realizado por Bosque con el vídeo grabado en Colombia, donde se cuenta esta historia.

Bosque: "La muestra es una recreación de este viaje a Colombia con una calidad dispersa de las fotos expuestas a nivel técnico"

Todo el material grabado hace ya treinta años “se va a depositar en un centro de documentación virtual que está organizando la Universidad de Bogotá, porque de esa zona es de lo más antiguo que hay grabado, con oficios tradicionales indígenas que ya han desaparecido con los años, ritos de esos años de los curanderos...”.

"Nos abrió los ojos a cosas desconocidas"

De Javier Brun, Jesús Bosque destacó este miércoles que, “como profesional, como agente cultural, nos abrió los ojos en Huesca a cosas que nosotros desconocíamos, a otro mundo cultural”. “Y como persona, la relación con Javier Brun fue muy intensa hasta el final”, añadió Bosque.

Etiquetas