Cultura

artes escénicas

Misael Hernández: “Hablamos de mujeres valientes, de carne y hueso”

Habana Teatro y Nut Producciones estrenan ‘Galerna’ en Huesca este viernes, a las 20:30 horas

Yeimy Cruz, Misael Hernández y Estela Rasal.
Yeimy Cruz, Misael Hernández y Estela Rasal.
Raúl Andrés Valdivia

Habana Teatro y Nut Producciones estrenan este viernes en Huesca Galerna, una obra que narra la problemática a la que se enfrentan dos actrices para poder combinar su vida cotidiana con su trabajo sobre las tablas y vivir de ello dignamente.

Las dos intérpretes han quedado para celebrar el último ensayo de un montaje, del mismo título, que representan al día siguiente en un festival de Microteatro, donde a su vez encarnan a otras dos mujeres: Marta y Ángela, que unidas por la desaparición física de un familiar querido y presas del dolor, luchan por retomar la vida y escapar de la culpa.

“En nuestra obra hablamos de mujeres valientes, de carne y hueso, que se levantan una y otra vez de los golpes de la vida, que luchan cada día por dejar una huella en el camino. Mujeres que saben escapar de las sombras del pasado y cargar con el peso de los miedos y la ausencia, sin perder la fe y las ganas de vivir”, explica el director y dramaturgo Misael Hernández, de Habana Teatro.

Este viernes, a las 20:30 horas, el Centro Cultural Manuel Benito Moliner de Huesca acoge esta función de pequeño formato, de solo una hora y cinco minutos de duración, que se divide en dos pasajes.

“En la primera parte mostramos de manera amena, risible y refrescante, digamos en tono de farsa, la historia de estas dos mujeres actrices que quieren hacer teatro pese a lo complicado de sus vidas. Nos cuentan sus peripecias y entresijos para poder lograr hacer finalmente el ensayo general de dicha obra”, explica Hernández.

En el segundo pasaje, el público podrá ver un “ensayo general” de Galerna, “donde nos cuentan, en un tono más dramático y poético, la historia de Marta y Ángela, “mujeres que presas del dolor y la culpa -una perdió a su madre, la otra perdió a su hijo-, coinciden en un hospital psiquiátrico donde han sido recluidas por dudoso comportamiento”, añade.

La obra propone el clásico juego del “teatro dentro del teatro”, en el que “la representación de un ensayo se convierte en representación”, cuenta.

“Por lo pronto ambas comparten el local de ensayo con otras compañías para poder pagar a final de mes y así sacar adelante sus obras, ambas son autónomas y se autoproducen sus espectáculos, porque apenas hay subvenciones”, relata.

Una de ellas “es divorciada, madre de gemelas y trabaja los fines de semana en el restaurante de sus padres”, avanza.

La otra “es separada, su expareja intentó pegarle y pronto le harán una mamografía”. Su vida es el teatro, “pero se siente muy sola, y entre los créditos, las facturas y la nostalgia de su país”, describe.

El teatro la salva y a ambas les une, les sirve de refugio, por eso se quieren y son grandes amigas que se apoyan y ayudan siempre, pese a todo”, sostiene.

Estela Rasal y Yeimy Cruz protagonizan la obra

Estela Rasal y Yeimy Cruz protagonizan la obra.
Estela Rasal y Yeimy Cruz protagonizan la obra.
Raúl Andrés Valdivia

Estela Rasal y Yeimy Cruz interpretan los papeles protagonistas de la obra, cuyo proceso fue “intenso, pero hermoso y productivo”, afirma Hernández. “Cuando hay buen rollo, buena química, conexión, risas y también respeto y admiración, todo es más fácil y sencillo”, confirma.

Entre los tres crearon el montaje, “teniendo bien claro que queríamos disfrutar y sugerir, aprender y cuestionar”, porque les interesaba más “el camino que la meta”, comenta.

Ellas han puesto sus vivencias, sus emociones y sentimientos, yo he me he detenido a moldear esas situaciones, escribir un texto y coger todo eso que ellas me han regalado para crear juntos una puesta en escena llena de nuestra verdad y compromiso. Ha sido un aprendizaje como lo es siempre cada obra que se representa cada día. El teatro es un camino interminable, pero sin el actor -actrices en este caso- y sin el público, no hay teatro”, reflexiona.

Primer trabajo para adultos de Habana Teatro

Galerna supone el primer trabajo para adultos de Habana Teatro, una obra que mezcla “roles y estilos”, con la que beben de Luigi Pirandello y se sumergen en el Teatro Fragmentario de Heiner Muller.

Tras este punto de partida, la compañía oscense encontró su propio núcleo e idea del montaje y producción, que desde el principio entusiasmó a Nut Producciones.

Juntos hemos ido de la mano para crear esta producción de una puesta en escena discreta, pero digna, y acorde y consecuente con lo que planteamos en la obra: Iluminación de un local de ensayo, algún juego de sombras, alguna proyección de imágenes y con decorados de una compañía pequeña de mujeres. Y el color blanco como algo simbólico, como la luz y la pureza”, apunta.

A la tercera va la vencida

La obra se preestrenó en Sesa el pasado verano, lo que supuso un paso para acercarse al buen lugar al que ha llegado el montaje.

Tenemos muchas ganas de hacerlo en Huesca, que siempre es una motivación y que por una razón u otra no habíamos podido mostrar”, señala.

Y es que, en los últimos meses la función se pospuso dos veces, una por la pandemia y otra por temas administrativos del Ayuntamiento, por lo que desean que a la tercera vaya la vencida.

Esperamos disfrutar, mostrar y compartir esta historia que no es más que un instante de vida y un trocito de nosotros mismos, dedicado con especial ilusión a nuestras madres y muy especialmente a Javier Brun -técnico de cultura fallecido en 2020-”, concluye Hernández. 

Etiquetas