Cultura

Tomás Faci habla en Santa Elena del II Condado de Ribagorza

El historiador ofrece este viernes en el antiguo hospital una conferencia en el ciclo ‘Huellas en piedra’

Guillermo Tomás Faci imparte este viernes una conferencia sobre el II Condado de Ribagorza.
Guillermo Tomás Faci imparte este viernes una conferencia sobre el II Condado de Ribagorza.
S. E.

El historiador Guillermo Tomás Faci hablará este viernes sobre la creación del II Condado de Ribagorza justo 700 años después del día de su constitución, el 20 de mayo de 1322. El antiguo Hospital de Santa Elena acogerá a las 20:00 horas esta conferencia del ciclo Huellas en Piedra que promueve la Comarca de la Ribagorza en su XX aniversario. Faci desmitificará la constitución del Condado de Ribagorza por parte del rey de Aragón Jaime II para donárselo a su hijo, el infante Pedro, un hecho histórico de gran relevancia que decidió la historia de Ribagorza pero fue “un desastre de grandes proporciones” para el territorio.

“El rey Jaime II creó el Condado de Ribagorza para donárselo a su hijo, que es el infante Pedro. Con esta donación -prosigue- se crea el condado y arranca la carrera política de este Infante Pedro con mucho poder”. Si bien se trató del segundo condado, porque hubo uno anterior de época altomedieval, “tiene un carácter muy distinto, y cuando se crea propiamente en este momento y el Infante Pedro es el primer conde de Ribagorza hablando en sentido estricto”, precisa.

Tras esa constitución en Lérida el 20 de mayo de 1322, Ribagorza dejó de depender del rey Jaime II y pasó a hacerlo del Infante Pedro. “Para el territorio es un desastre de grandes proporciones porque básicamente privatizan el territorio y se lo regalan a un infante para enriquecerlo y todos los equilibrios políticos establecidos saltan por los aires. Es malo para el territorio, lo que no quiere decir que no sea importante. La historia de Ribagorza se decide en ese día, en el momento en que se convierte en un condado separado del resto de la Corona de Aragón, pero eso no quiere decir que sea positivo”, insiste Faci.

El historiador alude a que ya los primeros testimonios hablan de “una resistencia generalizada. Los ribagorzanos reivindican volver a ser súbditos directos del rey y dejar de ser vasallos de un conde. De hecho, el final del condado de Ribagorza, disuelto en 1592, estará marcado por una sublevación generalizada de todos los vasallos”.

La charla desmitificará la idea romántica del Condado independiente. “La gente del territorio no lo vio como algo positivo, pero con el paso del tiempo se ha llegado a idealizar, pero la capacidad de construir castillos, como el de Benabarre, y palacios, como el de Benasque, beneficia al conde y no a la población. Al final, la primera consecuencia fue la subida generalizada de los impuestos que pagan más al conde que al rey. No quiero quitar importancia al día, es un día fundamental porque se decide la suerte del condado de Ribagorza”.

Guillermo Tomás Faci aludió también a la presencia testimonial del conde. “El personaje más destacado es Galacián de Tarba porque, desde el momento que se crea el condado, el conde prácticamente no pisó Ribagorza y la gestión directa se trasmitió a este jurista de Zaragoza que se instaló aquí para gobernar el territorio durante 25 años como personaje dominante”, concluye el historiador.

Etiquetas