Cultura

la entrevista

María Terremoto: “Intento desvincularme de la imagen de la cantaora clásica”

La jerezana actúa este jueves, a las 20:30 horas, en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner de Huesca

María Terremoto.
María Terremoto.
S.E.

Aunque el flamenco es uno de los géneros musicales más puros y ancestrales que existen, en los últimos años se está produciendo una regeneración gracias a artistas como María Terremoto, una joven que ofrece talento a raudales a una escena que, pese a su carácter tradicional, siempre está conectada con la evolución y la transgresión.

“Creo que aporto frescura e intento desvincularme de la imagen de la cantaora clásica. Poco a poco espero ganarme un nombre, todo se andará”, explica risueña María Fernández Benítez (Jerez de la Frontera, 2000), nombre real de la andaluza.

La gaditana lleva varios años “en conversaciones” para actuar en la Primavera Flamenca y este jueves (20:30 horas) por fin llegará su estreno en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner.

“Vengo con muchísimas ganas, ya que nunca he estado en Huesca cantando. Seguro que va a ser una noche muy especial”, desea la cantaora, que estará acompañada por su “familia indisoluble”: Nono Jero (guitarrista), Manuel Cantarote y Manuel Valencia (palmeros).

Su primer álbum, La huella de mi sentío (2018), fue un éxito rotundo. Presentado en la Bienal de Flamenco de Sevilla, le llevó a protagonizar 100 galas en España, Francia y EE.UU.

“Yo desde niña soñé con grabar un disco y cuando lo tuve en mis manos fui la más feliz del mundo, y encima ha sido tan bien recibido y ha tenido un recorrido tan largo… Ojalá sea el primero de muchos”, dice.

"Mi segundo disco se ha hecho esperar un poco y por eso será especial"

Tras cuatro años desde su lanzamiento, la artista ya ultima el segundo: “En ello estamos, no tardará mucho. Se ha hecho esperar un poco y por eso mismo será especial. Espero que el público lo coja con muchas ganas”, enfatiza.

María Terremoto es una mujer que ama su tierra, a la que le dedica la canción Andalucía junto a Monty.

“Es verdad que allí surge el arte en cualquier momento, pero realmente creo que toda España es especial para eso”, valora.

La joven no se olvida del barrio Santiago, donde se ha criado, un lugar en el que ha bebido “prácticamente todo” lo que sabe del flamenco. “Lo llevo por bandera y por supuesto en mi ADN, no sé cantar si no me acuerdo de Jerez”, confirma.

"Tener un apellido ilustre abre puertas, pero hay ocasiones que pesa mucho"

Hija de Fernando Terremoto y nieta de Terremoto de Jerez, María dice que tener un apellido tan ilustre “abre puertas, pero hay ocasiones que pesa mucho”, porque el público “viene con un listón muy alto” por lo que le precede.

“Pero yo lo llevo con mucho orgullo. Espero dejarlo en el lugar que se merece y que ellos se sientan orgullosos de mí”, sostiene.

Rosalía o María José Llergo son dos ejemplos de artistas jóvenes que, como ella, están aportando una nueva visión del flamenco.

“Por supuesto que escucho a todas las voces nuevas. Yo aprendo de los viejos, pero también de los contemporáneos. Creo que hay compañeros que están haciendo cosas muy interesantes, y yo admiro a todo el mundo que se sube a un escenario a dar lo que tiene, ya con eso me vale”, dice Terremoto, que confiesa su especial “debilidad” por Estrella Morente.

"El flamenco se respeta incluso más fuera de España"

Cree que el género se respeta “incluso más” fuera de España y lo ha comprobado en primera persona, porque solo este año ha actuado en Dubái, Nueva York, Chicago o Miami.

“Próximamente participaré, por primera vez, en el festival Les Súds de Arlés (Francia), que me hace especial ilusión ya que es un festival de músicas del mundo y me saca de mi zona de confort. También pasaré por Toulouse, que será mi primera experiencia allí también. Además de eso voy a recorrer prácticamente toda España, ya que tenemos a lo largo del año más de 60 conciertos programados. Es un auténtico lujo”, termina María Terremoto, una joven voz flamenca que está conquistando el mundo. 

Etiquetas