Cultura

maqueta

La Ciudadela de Jaca estrena el diorama de la Guardia Civil

Pasa a formar parte de manera permanente de la colección del Museo de Miniaturas Militares

La Ciudadela de Jaca ha inaugurado este domingo un diorama dedicado a la Guardia Civil, que forma parte del Museo de Miniaturas Militares. El diorama fue realizado por el antiguo gestor cultural de la Ciudadela, Diego Fernández, y lo subvencionó la Fundación Guardia Civil.

En su inauguración, el director adjunto operativo de la Guardia Civil, el teniente general Pablo Salas, ha afirmado que “es un honor” contar con el diorama, ya que “refleja el servicio que se ofrece al ciudadano en el territorio donde nos encontramos”.

Diego Fernández ha contado con el asesoramiento de dos especialistas, uno de rescate en montaña y otro de tráfico, para “mostrar de forma precisa los métodos de actuación” de la Guardia Civil. “Hacer este diorama fue una satisfacción. Al museo lo quiero mucho”, ha dicho el antiguo gestor cultural, que ha elaborado la treintena de maquetas expuestas en este espacio, que cumple 15 años. “La mayor recompensa -según el autor- es que el público pueda admirarlo y disfrutarlo”.

La maqueta -de dos metros y medio de largo por uno de ancho- muestra siete escenas de intervención de la Guardia Civil, ambientadas en el Pirineo. Son reconocibles los Mallos de Riglos, la estación de Candanchú, el túnel de Somport o el puerto de Monrepós.

En el diorama hay multitud de figuras practicando senderismo, esquí, escalada, barrancos, espeleología, caza o parapente, actividades que generan accidentes y precisan la actuación de la Guardia Civil. Están representados el servicio de Rescate e Intervención en Montaña, el Servicio Aéreo (con su helicóptero modelo EC-135) o el Grupo especial de Actividades Subacuáticas (GEAS).

Además, se refleja la flora y la fauna de la zona, pudiendo descubrirse sarrios, zorros, jabalíes, ciervos, cabras o buitres, entre otras especies. El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) está representado, vigilando la caza furtiva y no autorizada.

También se puede ver la línea de tren Zaragoza-Canfranc, que se representa con el marco del túnel internacional; y el tramo de carretera que discurre por el puerto de Monrepós, con uno de sus túneles y uno de sus monumentos. En el diorama, un camión sufre un accidente y la Guardia Civil de Tráfico atiende el incidente. El autor empleó más de seis meses en confeccionar la maqueta y, como es habitual, se permitió algunas licencias, incluyendo un pequeño conejo, el Correcaminos y un nombre de mujer (homenaje a su esposa).

El Museo de Miniaturas Militares ofrece un recorrido por la historia de los ejércitos, los imperios y las batallas más representativas de la historia de la humanidad, desde el antiguo Egipto hasta nuevos días. Su anterior incorporación fue la maqueta dedicada a la Unidad Militar de Emergencias (UME), inaugurada en 2019.

Etiquetas