Cultura

38 Feria del libro de Huesca

La lengua aragonesa protagoniza una Feria del Libro pasada por agua

Ana Giménez, José Damián Dieste y Francho Nagore presentan libros

Chusé Inazio Nabarro, Ana Giménez, José Damián Dieste y Francho Nagore, en la Feria del Libro.
Chusé Inazio Nabarro, Ana Giménez, José Damián Dieste y Francho Nagore, en la Feria del Libro.
Javier Navarro

Antes de que una fuerte granizada aguara la tarde de este sábado a la 38 Feria del Libro de Huesca, donde se han retrasado varios actos, la literatura en aragonés se ha convertido en la protagonista por la mañana, cuando el cielo todavía lucía soleado.

Entre las novedades presentadas por el Consello d’a Fabla Aragonesa ha destacado Á tamas d’a bida, de Ana Giménez, que recoge 27 poemas de diversa naturaleza e intención.

El universo poético en el que se mueven sus versos “gira en torno a la vida, tal y como reza el título, y, sobre todo, al tiempo, entendido como el gran hacedor, el tiempo que nos hace y nos deshace”, ha dicho la autora.

En su obra “hay introspección”, pero también actualidad: medioambiente, emigración, intolerancia… “Mis versos denuncian esta época que nos ha tocado vivir, cómo no, la poesía mancha, pero la libertad de la lengua y las palabras, el juego como herramienta de la poesía, ayudan en la acusación, lo que hace que la perspectiva no sea tan pesimista”, matizó.

Por Á tamas d’a bida, Giménez recibió el Premio Ana Abarca de Bolea, toda una alegría. “Es un orgullo compartir galardón con grandes nombres de la literatura en aragonés”, ha confirmado.

Este reconocimiento es importante porque reclama el lugar de “una lengua en peligro de extinción”, sirviendo de “altavoz” para la causa.

Lo mismo ocurre con su obra: “La poesía es un buen vehículo para reivindicar cualquier cosa, supone una particular visión del mundo y de la vida; entonces, ¿por qué no ha de serlo para reivindicar nuestra lengua? En mi caso, la escritura es un ejercicio de reivindicación lingüística y personal, pero también social y cultural, es no renunciar a lo que hemos sido, a lo que somos y a lo que seremos. Es un ejercicio de libertad”, ha añadido.

José Damián Dieste

En Guardaros del frío. Refranes del clima del Alto Aragón (Editorial Comuniter), José Damián Dieste recopila más de 300 expresiones típicas de la zona, además de conversaciones con la gente del campo.

Mi familia, tanto materna como paterna, procede de Linás de Marcuello y a lo largo de los años recogí los refranes de sus habitantes, que luego me servían de cuestionario para preguntar en otros valles y pueblos”, ha señalado el autor.

Algunos de los dichos que contiene este curioso libro son: Si pa la Candelera estás en o sol, pa la Birchen de Marzo en o tizón; Pa Santa Agueda toz os bichos d’o mon debantan a capeza; Tronada en a Gorgocha, l’augua ta pocha y si recula pedregada; Cuando canta o cuculo de mañanas farto y de tardes duro; L’aire de Bernera, millor dentro que difuera.

El autor cree que “la literatura oral que se está recuperando es imprescindible para conocer nuestro idioma”, algo en lo que a buen seguro ha contribuido su libro, presentado este sábado en la Feria.

Francho Nagore

El año pasado en la Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación, durante su último curso antes de jubilarse, Francho Nagore preparó la asignatura Gramática de la lengua aragonesa.

Durante el proceso, el autor contó que surgió su libro O sistema fonolochico de l’aragonés, también del Consello, del que ha hablado en Huesca.

Vi la necesidad de que hubiera un pequeño manual sobre fonología en aragonés, porque no existía”, ha comentado.

Para abordar este trabajo, la primera cuestión sería “distinguir entre la fonética, que estudia los sonidos, y la fonología, que se preocupa de los fonemas”.

“Estudiar el sistema fonológico del aragonés es importante para conocer su estructura interna y poder fundamentar la grafía que se emplea para representarla por escrito”, ha especificado.

En el libro aparece otra parte dedicada a la acentuación y entonación, que “son aspectos suprasegmentales que también afectan a la fonología”, ha proseguido.

En la parte final, Nagore aborda la grafemática, para mostrar “cómo se representan en la escritura los fonemas de la lengua”, ha añadido el creador de este manual básico, único en su especie.

Etiquetas