Cultura

ENTREVISTA

Antonio Gallardo: "Sorprenderme día a día con lo que veo es una motivación"

El fotoperiodista recorre España en bici y con su perro Siroco por una buena causa

Antonio Gallardo Galán con su perro Siroco, a su paso por Sabiñánigo.
Antonio Gallardo Galán con su perro Siroco, a su paso por Sabiñánigo.
Tere Barrio

Antonio Gallardo Galán empezó el pasado 19 de enero su particular vuelta a España en bicicleta, acompañado por su perro Siroco. Salió de Sevilla con la idea de que la vuelta fuera por montaña. Hace unos días atravesaba los Pirineos y tuvo que desplazarse hasta Sabiñánigo en busca de un taller de bicicletas donde pudieran arreglarle los frenos. “Tengo que dar las gracias a Inda y a Tere porque me pusieron las cosas muy fáciles para seguir mi camino”. Aunque la “bici” siempre ha sido su compañera, el motivo de este viaje es “recaudar dinero para la Asociación Contra el Cáncer para investigación. Me había propuesto recaudar 1.000 euros, algo muy humilde, pero ya vamos por 700, así que bien. Mi madre murió en diciembre de cáncer de mama, y como los últimos años han sido un poco complicados en lo personal, me lié la manta a la cabeza y salimos de viaje”. Su perro le ha cambiado la vida. “El adoptarle es una de las mejores decisiones que he tomado”.

Quiere terminar su aventura en agosto, y le gustaría acabar en su pueblo, Hornachos (Extremadura).

Explica que su día a día transcurre haciendo kilómetros, ya lleva más de 3.600. “Dormimos donde sea, desde hace muchos meses no tengo ningún estrés por saber dónde voy a dormir, es una sorpresa. Me encanta tener esa sensación de tranquilidad. Es una motivación sorprenderme día a día por lo que veo, por la gente que conozco, tengo momentos buenos y malos, como cualquiera”.

El objetivo de Antonio “es dar la vuelta a la península. Hemos intentado ir por montaña para que Siroco este más tranquilo, más a gusto, pero si un día toca más carretera porque es inevitable, yo voy a la velocidad que él me marca, siempre digo que voy a la velocidad del viento, y mi viento es Siroco”.

A las ocho de la tarde, decide parar y buscar dónde dormir. “Como voy haciendo tramos del Camino de Santiago, me enteré, que antes los peregrinos dormían en ermitas y yo intento hacer lo mismo”.

Antonio Gallardo es fotoperiodista. Trabajó tres años en Brasil para una firma española. Volvió a casa, estuvo en otra empresa, y ahora busca cumplir su reto, una experiencia que comparte en https://mireto.contraelcancer.es/reto/ride-your-bike-your-wind

Etiquetas