Cultura

La entrevista

El concierto de Esther Ciudad se suspende por problemas del órgano

La organista iba a ser la protagonista este jueves de la fiesta del Corpus Christi y aplaza la actuación  hasta dentro de dos semanas

Esther Ciudad.
Esther Ciudad.
S.E.

El concierto que Esther Ciudad Caudevilla iba a ofrecer este jueves en Huesca ha tenido que ser suspendido horas antes de su celebración, por problemas en el órgano, y se trasladará a la semana del 27 de junio aún sin concretar el día.

Desde la Cofradía del Corpus Christi y de las Sagradas Formas de Salas han indicado a este periódico que "como consecuencias de las variaciones de temperatura en estos últimos días o por otros motivos desconocidos el órgano no funciona correctamente, pues hay varias teclas que se enganchan y es imposible dar un concierto de esta envergadura".

La organización ha añadido que "estamos a la espera de que el organero haga un diagnóstico del problema. Se traslada el mismo a la semana del 27 de junio. Se dirá el día oportunamente" 

Previa al concierto

Este jueves, Diario del AltoAragón ha publicado una entrevista con Esther Ciudad que recogemos a continuación y en la que indicaba que el recital iba a “a reponer y devolver la música para órgano en la población”.

Así lo asegura la músico zaragozana, que protagoniza la fiesta del Corpus Christi en la iglesia de San Vicente el Real, donde actuará a partir de las 20:00 horas.

Organizado por la Cofradía del Corpus Christi y de las Sagradas Formas de Salas de Huesca, el concierto se centrará en la Sinfonía para órgano en mi menor nº 2 de Louis Vierne, que es “realmente importante”.

Ciudad valora la relevancia del instrumento que va a tocar en San Vicente el Real, que es “una joya”. “Es un órgano de G, de Estadella, organero formado en el taller de Quilino Amezúa. Con dos teclados y pedal completo, permite interpretar un repertorio que abarca el gran periodo del órgano romántico, las grandes obras para este instrumento y especialmente el gran repertorio francés”, especifica la aragonesa, quien añade que “en su estilo, es el único de Aragón”.

Titulada en Piano, Órgano, Clavicémbalo, Solfeo y Teoría de la Música y Pedagogía Musical, Ciudad confiesa que “desde muy jovencita” se sintió atraída por el instrumento que va a tocar en la capital oscense, pero sobre todo a raíz de sus viajes “a Francia”.

“La familia con la que mantenía el intercambio era cultísima; el abuelo organista de la Iglesia de Les Sables de Olonne y el padre de mi hermana de intercambio cantaba en el coro de la Catedral de Chartres, famosa por su arquitectura, pero también por su órgano Cavaille-Coll. Ese fue un gran momento”, recuerda.

El órgano es, como decía Mozart, “el rey de los instrumentos”, señala. “Lo más interesante es que no hay dos iguales. Tocarlo suele generar incertidumbre, al tiempo que resulta emocionante. Cada instrumento tiene recursos distintos y en cada uno se establece una relación personal muy diferente. Estos procesos obligan al organista a ser versátil y creativo, pero también a un intensa y constante formación”, comenta la aragonesa, que como demostrará en Huesca cumple estos requisitos para ser una gran organista. 

Etiquetas