Cultura

Clásicos en la Frontera, un referente musical que festeja sus bodas de plata

Atlantida Chamber Orchestra inaugurará en Graus el XXV Festival de la Ribagorza, que se celebra del 16 de julio al 28 de agosto en doce municipios

Santiago Lleida, Gema Betorz, Maribel de Pablo y Ángel Vidal han presentado Clásicos en la Frontera
Santiago Lleida, Gema Betorz, Maribel de Pablo y Ángel Vidal han presentado Clásicos en la Frontera
Pablo Segura

El Festival de la Ribagorza Clásicos en la Frontera celebra su XXV aniversario y lo hace con quince conciertos, además de los cuatro que conforman el Ciclo de Órgano de Torreciudad, que se desarrollarán en doce municipios entre el 16 de julio y el 28 de agosto.

La Atlantida Chamber Orchestra será la encargada de inaugurar las bodas de plata de Clásicos en la plaza Mayor de Graus, y también lo clausurará en su formato Lis Ensemble en la iglesia parroquial de Benabarre.

Formada por una plantilla titular de 40 músicos, la Atlantida Chamber Orchestra nació en 2015, de la mano de su director artístico y musical Manuel Tévar. La agrupación surgió como un proyecto formativo en clave de excelencia y hoy se reconoce como una de las orquestas de cámara más y prometedoras en nuestro país, según ha revelado el director artístico del festival, Santiago Lleida, que ha presentado la programación en una rueda de prensa en la Diputación de Huesca en la que ha estado acompañado por Gema Betorz, alcaldesa de Graus; Ángel Vidal, consejero de la Comarca de la Ribagorza, y Maribel de Pablo, diputada de Cultura de la DPH, que ha ejercido de anfitriona y ha destacado que Clásicos en la Frontera es “un referente en la música antigua y en vincularla con el patrimonio, contribuyendo a dar a conocer esta riqueza y a poner en valor el territorio”, y todo ello con una programación “potente”.

Santiago Lleida ha sido el encargado de desgranar un festival “que incluirá música de todas las épocas y estilos”, con solistas, dúos, tríos, cuartetos, orquesta de cámara y sinfónica. El 17 de julio, la iglesia de El Grado acogerá al Dúo Maddonni, de violín y guitarra, formado por los hermanos Flavio y Antonino Maddonni. El 23 de julio, Mun2 Fundi2, integrado por Assumpta Pons (violín) y Rocío Gómez Plaza (viola), interpretará un programa clásico y romántico en la catedral de Roda de Isábena.

La iglesia de Capella será el escenario, el 24 de julio, del recital de piano de Christoph Soldan, al que la prensa alemana describe como una personalidad artística que, en contraste con una orientación puramente técnico-virtuosa, se ocupa de la densidad intelectual y la dimensión emocional de una obra de arte. En esta ocasión interpretará Variaciones sobre un tema de Händel opus 24, de Brahms, y Sposalizio (Año de peregrinación), de Listz.

Para despedir el mes de julio dos propuestas. El Cuarteto Vox Instrumentalis con Jaime Muñoz (flautas, gaitas y chirimía), Adriana Arias (fídula), Jaime del Amo (cítola, salterio, laúd, viola de rueda y dirección) y Wafir Shaikheldin (tambor, pandero, tar, riq, darbuka...), que surge como un proyecto de investigación con objeto de recuperar y divulgar nuestro patrimonio musical de la alta edad media, actuará el 30 de julio en la iglesia de Benabarre; y los saxofonistas Preston Duncan y Davide Nari y la clarinetista Elena Bacchiarello, Klonos Wind Trio, interpretarán desde música barroca a contemporánea con arreglos realizados por ellos mismos en la iglesia de Castanesa el 31 de julio.

El 5 de agosto, Matías Sagreras (órgano) y Juan Ignacio Emme (violonchelo), inaugurarán el ciclo de Torreciudad, que se prolongará durante cuatro viernes y que incluirá, además, los conciertos del Dúo Onix, formado por Ana Mínguez (órgano) y Darío Puyuelo (oboe y corno inglés), el día 12; Järvi Instrumentalists, dinastía natural de Estonia afincada en Finlandia que cuenta con una importante tradición musical, que unirá órgano, violín, violonchelo y oboe para su concierto en Torreciudad el 19 de agosto. El ciclo lo cerrarán Monica Melcova (órgano) y Juan Manuel Gómez (trompa), el 26 de agosto.

Por lo que respecta a Clásicos, se retomará el 6 de agosto con Twelve strings ‘Enrique Muñoz’, en el que padre e hijo compartirán escenario en un recital de guitarras en Juseu. Al día siguiente, en Montaña, será el turno del Dúo Karakhanyan, Laura Catalina Mendoza (violonchelo) y Hovhannes Karakhanyan (duduk).

Percorda pondrá una nota aragonesa a la programación. Los músicos de Peralta de la Sal Isabel Gavín (viola), Judith Tomás (violonchelo) y Pedro Tomás (contrabajo), compartirán escenario en la iglesia de Secastilla, el 13 de agosto; mientras que el Trío Granados, Ferdinando Trematore (violín), Martina Alonso Benavides (violín) y Angela Trematore (piano), estarán el 14, en la iglesia de Lascuarre.

En Campo, el Trío Italiano, integrado por Endrio Luti (acordeón), Thomas Luti (saxofón) y Cristina Trimarco (fagot) actuará el 20 de agosto; y el 21 Georgi Mundrov protagonizará un recital de piano en la iglesia de La Puebla de Castro.

Solist Lis Ensemble, integrado por solistas de la Atlantida Chamber Orchestra llevará la música hasta el monasterio de Obarra el 27 de agosto.

Variedad y calidad

Gema Betorz ha destacado que se trata de una oferta “variada y de mucha calidad”, y lo ha dicho en una presentación “clásica”, después de 25 años, “de un festival consolidado dentro de la programación a nivel regional”, y con un público “clásico que viene a disfrutar de todos los rincones de la Ribagorza”.

La alcaldesa de Graus ha resaltado “su calidad musical y la puesta en valor del patrimonio”, pero también “la buena sintonía que tenemos todos los municipios que lo acogemos”, entre los que se incluyen lugares pequeños que tienen en estos conciertos “su programación cultural más destacada”.

Clásicos en la Frontera se recupera “con toda la fuerza” tras la pandemia y lo hace para celebrar 25 años en los que se han cumplido los objetivos previstos, tal y como ha asegurado Ángel Vidal, y que no son otros que “una oferta musical de calidad y dar a conocer el territorio".

Etiquetas