Cultura

CULTURA

'El caballero de Loarre', un álbum ilustrado para recorrer el castillo

Sandra Araguás y David Guirao presentan este cuento cuya sorpresa final "va a revolucionar el mundo clásico de la caballería"

Sandra Araguas y David Guirao durante la presentación del libro
Sandra Araguas y David Guirao durante la presentación del libro
Pablo Segura

Si el Casino Oscense es un lugar mágico para los niños, este jueves se ha confirmado que también es un lugar de cuento ya que han sido muchos los que han acudido al Salón Azul para que Sandra Araguás y David Guirao les dedicarán El caballero de Loarre, un álbum ilustrado que han presentado en un marco incomparable y ante un público con ganas de sumergirse en la historia de Sandra y en las ilustraciones de David.

Querían que los niños pasaran “un momento agradable y bonito”, en palabras de Sandra Araguás, y lo han conseguido tanto con los más pequeños como con los mayores. Lorena Laguna, gerente del castillo de Loarre, ha acompañado a Sandra y David en una presentación especial por el cuento y el lugar en el que se hizo.

Una maqueta del castillo es lo que se encuentra el lector nada más abrir la portada de El caballero de Loarre, y al pasar la página entra de lleno en una aventura con un final sorprendente. “La historia transcurre en la Edad Media, pero como en muchos de mis cuentos, el final no va a ser el esperado, y el caballero negro nos va a regalar una gran sorpresa que va a revolucionar el mundo clásico de la caballería”, reveló la autora, que invita a leerlo para descubrir un desenlace del que no quiso desvelar nada.

La historia comienza así: “Es la mañana de las justas en el castillo de Loarre, pero la espada del rey ha desaparecido. Pedro, el escudero, recorrerá el castillo tras un misterioso caballero negro”, que va apareciendo a lo largo del cuento y que, a modo de juego, los astutos lectores deben encontrar, lo mismo que algunos “emocionaos” con los que David Guirao da un toque actual a una historia del medievo y que también aparecen en el recorrido sobre la maqueta actual del castillo con la que termina este cuento.

Tras varios trabajos juntos, Sandra Araguás y David Guirao han vuelto a hacer un tándem perfecto con el que cubren un vacío, “ya que lo único que había del castillo de Loarre para niños era alguna guía”, pero nada parecido a este libro, que siendo de nueva creación, mantiene las estructuras de los cuentos tradicionales. “Me gusta mucho la magia que tienen este tipo de textos con las repeticiones, por eso he intentado que este elemento apareciera, que fuera un álbum ilustrado, pero que el texto fluyera para que aquel que lo lea pueda disfrutar tanto con las ilustraciones como con la historia”, explicó Sandra Araguás a este periódico.

Además, al tratarse de una persecución “el ritmo tenía que sentirse, y creo que hemos hecho muy buen equipo con David para que esto quedara reflejado”.

Con la excusa de la búsqueda de la espada, “el escudero lleva a recorrer el castillo pasando por todas sus estancias, gracias al trabajo realista que ha hecho David Guirao”, que antes de empezar a dibujar acudió un día a visitarlo con Sandra, que trabajó diez años de guía cultural en la provincia de Huesca “y el castillo era de mis lugares favoritos”.

Para conseguir ese realismo al principio del proyecto ambos estuvieron en Loarre, “y David pudo tomar apuntes y conocer bien los secretos y recovecos del castillo”, hasta el punto de conseguir “que el propio edificio se convirtiera en otro personaje fundamental del álbum”.

De hecho, Sandra Araguás quiso destacar el trabajo de David Guirao no solo en los dibujos “sino incluyendo también en ellos elementos de diferentes lenguajes gráficos que traen frescura y actualidad a estas ilustraciones medievales”, convirtiendo a este Caballero de Loarre en todo un reclamo para visitar una de las fortalezas más emblemáticas ya no solo de España sino de Europa.

Los que ya hayan estado en el castillo “podrán reconocerlo perfectamente en las páginas de este cuento”, y los que no lo hayan hecho todavía, “seguro que sentirán la necesidad de ir a verlo” y hacerlo con el álbum a modo de guía y jugando a como Pedro, el escudero, en busca de la espada del rey que ha desaparecido. 

Etiquetas