Cultura

LA ENTREVISTA

Morgan: “Hay un hilo conductor entre la naturaleza y nuestra música”

El grupo presenta esta noche (23:00 h.) The river and the stone en el Festival Castillo de Aínsa

Integrantes de Morgan en una imagen de presentación de su tercer álbum.
Integrantes de Morgan en una imagen de presentación de su tercer álbum.
Javier Bragado

Se asoma a la 32 edición del Festival Castillo de Aínsa un tesoro de la música española. Una “rara avis” como pocas han sucecido en el circuito nacional que causa fervor entre crítica y público. Su sonido, que bebe de las raíces del rock, folk y soul norteamericano, evoca desde los acordes primigenios de The Band hasta los alaridos contemporáneos de Michael Kiwanuka. La voz de su vocalista, Nina de Juan, atraviesa emocionalmente como una tormenta de verano en el Pirineo.

“Desde que comenzamos siempre priorizamos las propuestas de parajes bonitos y naturales, rodeados de vida”, afirma su batería, Ekain Elorza, que presenta hoy junto a sus compañeros -David Schulthess, Paco López y Nina de Juan- su tercer álbum, The river and the stone, en el escenario de Aínsa.

Un trabajo hijo del confinamiento, nacido en una pequeña casa en la sierra madrileña donde los integrantes aprendieron “mucho de si mismos” y pudieron “dar rienda suelta a la experimentación”, recuerda Elorza.

El sonido sigue la senda de sus anteriores trabajos North (2016) y Air (2018), y el músico confiesa que han hallado “un hilo conductor entre la naturaleza y su música”. “Más reposado y luminoso que los anteriores, por el contexto que vivíamos”, sostiene el grupo, que extendió la producción durante semanas entre Francia y Madrid.

A cada segundo, Nina sigue cautivando. “Un privilegio que iremos descubriendo todos juntos”, valora, al tiempo que considera que “no tiene límites”.

En esta ocasión, los coros que se escuchan en el álbum no son a cargo de la madre y la tía de la cantante, y ha sido ella la encargada de realizarlos.“ Es un portento capaz de variar melodías en el momento”, incide Elorza.

De su visión sobre el rock norteamericano, asiente que les hace sentir “como en casa”. Acerca de la experimentación, aplaude el atrevimiento de grupos como Wilco (a quienes vieron recientemente en Madrid), que “no tienen miedo a probar sonidos nuevos y sorprender a sus seguidores”.

Por su singularidad, Morgan es un grupo difícil de clasificar. “Tampoco nos interesa”, apunta Elorza, ya que desde sus inicios no pensaron en el tipo de música que estaban haciendo. “Simplemente hacíamos las canciones que nos gustaban y no meditábamos la repercusión que podrían tener”, cuenta el músico.

Actualmente, Fito Cabrales les ha escogido para girar con los Fitipaldis, algo por lo que se muestran “muy agradecidos”, pero que les ha obligado a reducir sus conciertos. Aínsa será su segundo festival este verano, por ello el grupo llega con muchas ganas a Aínsa de hacer un concierto “propio, largo, nuestro”, sostiene Elorza.

Para Morgan, “la música es lo primero”, y se limitan a disfrutar de lo que están viviendo. “Es un regalo de la vida. Haremos discos, gustarán más o menos, habrá más o menos expectación, pero no nos volveremos locos, nos limitaremos a disfrutar del camino”, concluye Elorza.

Etiquetas