Cultura

festivales de verano

El Jacetania Circus cosecha un nuevo éxito en Villanúa

La plaza Mayor estuvo “a tope” durante las actuaciones ofrecidas por el festival

Las acrobacias caracterizaron la actuación de los catalanes Circ Pistolet, que despidieron esta edición.
Las acrobacias caracterizaron la actuación de los catalanes Circ Pistolet, que despidieron esta edición.
R. G.

La 17ª edición del Festival Jacetania Circus concluyó en la tarde de ayer domingo en Villanúa con un balance satisfactorio tras la buena acogida que el público familiar ofreció a las cinco actuaciones gratuitas organizadas (cuatro de ellas en la plaza Mayor y una en la zona cercana a la escuela).

“Durante esta edición del festival, ha habido un poco de todo. La gente se ha divertido, lo ha pasado bien y ha visto distintas técnicas del mundo del circo”, manifestó el técnico de Cultura de la Comarca de la Jacetania, Abel Blasco, agregando que la plaza Mayor “estuvo el sábado a tope de público y el domingo también ha venido mucha gente”.

El éxito garantizado del Jacetania Circus entre las familias con niños pequeños anima al ente comarcal a continuar trabajando, con el asesoramiento habitual de la compañía Civi Civiac, para ofrecer propuestas variadas y de calidad, sabiendo que “el festival está gustando”, aunque las posibilidades de crecer son limitadas, porque “mucha más gente no cabe en la plaza”.

Como novedad, este año se trasladó el primer espectáculo a un espacio próximo a la escuela de Villanúa. “Es fundamental que la gente esté cómoda y que vean los espectáculos bien y no se tengan que mover mucho”, dijo el técnico, explicando que el mantenimiento de ese rincón “dependerá de la programación” del año 2023.

Esta edición, dio comienzo el sábado con la compañía aragonesa Edu Manazas y Fuera de Stock, un espectáculo “familiar”. Seguidamente, los madrileños Nueveuno pusieron en escena Sinergia Street, una propuesta “más técnica” y dirigida a un público “más adulto”. Para concluir la primera jornada, los aragoneses D’Click ofrecieron en horario nocturno su nuevo espectáculo Latas, que “es más conceptual”.

Ayer domingo, el público familiar se lo pasó en grande con la compañía madrileña Wilbur, que representó Piensa en Wilbur, un montaje “muy divertido”, que suscitó la complicidad y la participación de algunos de los asistentes. Como colofón, los catalanes Circ Pistolet sorprendieron al público con las acrobacias de su show titulado Puede ser que no hay final.

El siguiente gran ciclo de verano organizado desde el área de Cultura de la Comarca de la Jacetania será el veterano Festival de Teatro de Calle, cuya 21ª edición tendrá lugar del 27 al 28 de agosto, en Santa Cruz de la Serós y Bailo. Como es habitual, dicho ciclo se enmarca en el Festival Internacional en el Camino de Santiago, que organiza la Diputación Provincial de Huesca (DPH).

Menos tiempo habrá que esperar para la celebración de Pirineos de Circo en Jaca, un ciclo que ofrecerá un taller de circo para familias a cargo de la compañía Nostraxladamus. Se trata de una actividad gratuita y está programada para el día 31 de julio (domingo) a partir de las 18:30 horas en la pedanía jaquesa de Abena.

Etiquetas