Cultura

LA ENTREVISTA

María Gómez y Patiño: “Pintar es una forma muy especial de acercarte a la historia y amar el territorio”

La pintora aragonesa se estrena en Huesca exponiendo una serie de castillos en el Flor

María Gómez y Patiño.
María Gómez y Patiño.
S. E.

Hasta el 16 de septiembre próximo expone la aragonesa María Gómez y Patiño su serie Castillos aragoneses, en el comedor del restaurante Flor de Huesca. Veintiséis pinturas componen una muestra que abre la obra dedicada al castillo de Loarre, el más conocido de la comunidad autónoma, y junto a ella las de otras fortalezas que aunque no tienen tantas visitas como aquella, “tienen una belleza por sí mismas. En las tres provincias aragonesas hay bellísimos pero muy desconocidos castillos, como el de Biniés”, comenta la artista, y añade que entre los “muy importantes” está el de Peracense, en Teruel provincia, “que es maravilloso, está hecho en una piedra roya, y cuando llueve se pone rojo absolutamente y es muy llamativo”. Y no se olvida de los de Mora de Rubielos, Daroca, Ruesta o la torre de Abizanda, “que es muy espectacular”.

Veintiséis óleos sobre tabla, sobre lienzo y dos sobre cobre. De estos últimos explica que “están hechos sobre una plancha de cobre y con la intención de que fueran fácilmente convertidos en vidrieras. Los vitrales tienen realmente las piezas como si fueran teselas unidas por estaño y en este caso he preparado de la misma forma las piezas, como que pudieran incluso cortarse y convertirse en una vidriera fácilmente. Aparentemente es una técnica muy sencilla, porque está pensado precisamente para ser trasladado al vidrio. Y tienen la característica de que te permita ver el cobre detrás y eso le da un color muy especial, como una especie de oro viejo al fondo, es un efecto diferente”.

María Gómez y Patiño ha pintado estos cuadros en años diferentes y explica que la idea siempre ha estado allí. “No es una idea que ha repentizado y de repente he dicho voy a hacer… sino que llevo mucho tiempo con ello porque, además, adoro los castillos y es una forma muy especial de acercarte a la historia y amar el territorio”.

Aprovecha la conversación María para decir que “en muchos casos los castillos están viniéndose abajo y sería bueno que se dedicara más presupuesto para restaurar y proteger este patrimonio”. Ella los seguirá pintando: “haré 10 o 15 obras más”. “Pintar es una pasión”, añade María Gómez, que maneja los pinceles desde la adolescencia.

Etiquetas