Cultura

FESTIVALES DE VERANO

Pirineos Sur logra uno de sus arranques más multitudinarios

Tras los dos “sold out” del viernes y el sábado, Dubioza Kolektiv y Zoo triunfaron el domingo, por lo que el festival registró 13.500 entradas

Dubioza Kolektiv convirtieron el anfiteatro de Lanuza en una celebración por la vida, la alegría y la música.
Dubioza Kolektiv convirtieron el anfiteatro de Lanuza en una celebración por la vida, la alegría y la música.
Jaime Oriz

“Había ganas”. Es sin duda la frase más escuchada durante el primer fin de semana de Pirineos Sur. Tras casi 30 años de existencia y siendo uno de los festivales pioneros en España, este emblemático evento puede presumir de seguir siendo una de las citas más atractivas, relevantes y únicas del país.

En plena crisis del sector, en la que ha habido tristes cancelaciones de festivales a última hora, las cifras responden mejor que nunca: más de 13.500 espectadores han pasado los tres días de su primer fin de semana desde todas las comunidades de España y más allá de nuestras fronteras, concretamente desde 25 países distintos.

Viernes y sábado, con Estopa, Maruja Limón, Residente y Rayden, se lograron dos ‘sold out’ (el recinto tiene una capacidad de unas 4.900 personas) y en la jornada del domingo 3.500 personas compraron su entrada dispuestas a disfrutar de las actuaciones de Dubioza Kolektiv y Zoo.

Al final de la tarde, en el mejor escenario y momento en el que seguramente han actuado, al atardecer en el pantano de Lanuza y la Foratata de fondo, Zoo protagonizaron probablemente, el concierto en el que más se entregó el público asistente.

No fue para menos, el derroche de energía y actitud de la banda valenciana fue encomiable desde el mismo momento que pusieron un pie en el escenario, con Avant y Tir al ninot.

Igual de solventes, tanto como cuando apuestan por el hip hop, como el dub o los ritmos más festivos y frenéticos, el sexteto desarrolló un show en el que no ofrecieron espacio para el descanso.

El público les compró la oferta y dio la sensación que aún apretaron más el acelerador. Después de Esbarzers, uno de los momentos álgidos de la noche y que significó el pase a los bises, quizá llegó uno de los pocos momentos de calma con Estiu.

Impresentables, Ventiladors y Tobogan desataron un frenesí colectivo del que Zoo tardarán tiempo en olvidar.

Pero la fiesta no iba a frenar. De hecho, fue a más, mucho más si cabe. Porque Dubioza Kolektiv recogieron el testigo de Zoo y con unos planteamientos similares, pero con una mayor apuesta por el ska y el rock y, obviamente, la música balcánica, volvieron a convertir al anfiteatro de Lanuza en una celebración por la vida, la alegría y la música.

Porque otra de las características de la banda bosnia es su intrínseco sentido del humor. Es algo completamente indivisible en su propuesta musical.

Y así, sin perder tampoco su punto reivindicativo, son capaces de presentar una de sus canciones como una futura ganadora de Eurovisión (con pancarta incluida), ofrecer un tronchante karaoke o versionar con todo el desparpajo del mundo Don’t worry be happy.

Con una batería a pleno rendimiento, un trompetista soplando como veinte y con un cantante con un carisma bien curtido en los escenarios (y que hablaba castellano perfectamente) sus conciertos son una fiesta de hora y media sin frenos, en lo que mejor se puede hacer es entrar en su música, dejarse llevar y entregarse a su ritmo. Lanuza acabó a sus pies y la banda terminó tirándose al agua en un concierto que quedará para recordar.

Próximos conciertos

El próximo fin de semana continuará con algunos de los conciertos más esperados de esta edición. Varios de esos nombres ya han demostrado su increíble talento en Pirineos Sur y otros, con una importante carrera musical, se estrenarán en el escenario flotante.

El jueves será el turno de un artista que estaba pendiente desde hace tiempo en Lanuza, Macaco; y vendrá acompañado con una de las sensaciones de folk tradicional de los últimos meses, Tanxugueiras.

El viernes, Amadou & Mariam traerán de nuevo al festival los sonidos más tradicionales africanos; y Fuel Fandango demostrarán su dominio en la fusión del flamenco con ritmos más contemporáneos.

El sábado, Crystal Fighters regresarán al mismo escenario en el que se les vio arrasar en el 2007; y Tu Otra Bonita tendrán una inmejorable oportunidad para demostrar por qué es uno de los mejores exponentes del mestizaje indie. Cerrarán el intenso fin de semana el grupo zaragozano b vocal, con un concierto el domingo.

Además, todos los días se contará con sesión de Simon Zico DJ después de los conciertos y hasta las 4:00 horas, cuya entrada puede adquirirse a parte en taquilla, siempre y cuando el aforo lo permita.

Las entradas para los conciertos siguen disponibles en la web del festival pirineos-sur.es y en SeeTickets.

Los precios en general varían por día entre los 20 y los 45 euros (más gastos de distribución), con posibilidad de comprar abonos para algunos fines de semana.

En todos los casos, los menores de hasta ocho años tienen acceso gratuito, con un máximo de un menor por adulto. 

Etiquetas