Cultura

Mónica González Campo: “Me gusta pintar, me gusta este tipo de arte, me divierto con ello”

Esta joven peluquera de Biescas ha encontrado en el body paint una forma de poder practicar su afición por la pintura

Mónica González .
Mónica González .
S.E.

A Mónica González Campo le ha gustado pintar desde siempre. Peluquera de profesión, regenta en Biescas su propio negocio. El año pasado estuvo unas semanas de baja por un problema en un brazo y empezó a bucear en internet para saber más sobre la pintura corporal. “Siempre me había llamado la atención lo de body paint y el tema de la caracterización. Cuando salí de la baja lo preparé todo y lo empecé a hacer como hobby. Soy autodidacta”.

Busca un diseño en internet y se pinta a sí misma delante de un espejo. “Me pongo la tablet con el dibujo que quiero hacer y con el espejo delante me lo voy pintando. Intento buscar dibujos fáciles para ir empezando poco a poco, pero es verdad que se necesita tiempo porque tienes que estar muy pendiente”.

Mónica González muestra su torso pintado.
Mónica González muestra su torso pintado.
S.E.

Hasta ahora ya lleva hechos unos diez dibujos y piensa continuar. Explica que según el tiempo que tiene se pinta el torso o la pierna. “Si alguien quiere que le haga un dibujo de estos, pues se lo hago y se lo pinto. Sí que me han pedido clientas de la peluquería embarazadas, que les pinte la tripita, todo va relacionado”.

Dice que es un entretenimiento que le encanta, “y también es una manera de superarme con algo a mí misma: es el decir, voy a ver si soy capaz de sacar este u otro dibujo, y luego, los que me gustan los subo a las redes”.

Ahora está preparando para Halloween dibujos relacionados con esta fiesta de terror. “La idea que tengo es pintarme un dibujo cada uno de los 31 días de octubre. Cada día me maquillaré algo diferente relacionado con Halloween y cada día colgaré uno en mi Instagram. Unos los pintaré en el pecho, otros en pecho y cara y otros llevarán medio cuerpo, en total 31, en unos días empezaré a preparar los dibujos. Es un reto”.

Mónica González también pinta los lomos de los libros con escenas de la propia publicación. “Si me lo he leído pongo una escena que me guste y si no, miro más o menos de qué va y lo pinto. Esto lo vi en internet, lo probé y me gustó. Tengo pintada una ilustración en un libro de Juego de Tronos, en otro sobre Egipto, y otro de Harry Potter que lo tiene mi madre, y tengo alguno más sencillo”.

Pero aún hay más, y es que esta pelaire no para, “en el tiempo libre hay que hacer algo, lo tengo claro”. Y es que pinta funkos, unas figuras que tienen cuerpos reducidos y cabezas grandes. “Son muñecos cabezones que representan personajes de ficción, pero también los hay reales. Yo los hago personalizados, con resinas y otro material. Les pongo el pelo, la ropa, los accesorios que pueda llevar esa persona, y los pinto”.

Mónica González colabora con el grupo Dorondón Teatro de Biescas en el tema de los maquillajes. Comenta que es consciente que con el body paint o la pintura de los lomos de libros o con los funkos no se puede ganar la vida “porque son cosas que no están muy solicitadas, pero me gusta pintar y me gusta este tipo de arte, me divierto con ello”. 

Etiquetas