Cultura

XXXI FESTIVAL EN EL CAMINO DE SANTIAGO

Registración y musicalidad mayúscula con el órgano romántico de Jaca

Javier Artigas llenó la catedral de contrastes sonoros ante un público atento y respetuoso

Javier Artigas en su concierto en la catedral de Jaca.
Javier Artigas en su concierto en la catedral de Jaca.
FICS

En el marco del XXXI Festival Internacional en el Camino de Santiago, la noche de este miércoles, el órgano romántico de la Catedral de Jaca lució todo su poderío. La propuesta inicial era tocar a cuatro manos y cuatro pies el emblema jaques construido por Hermenegildo Gómez, pero la duplicación sonora no pudo ser por indisposición del maestro José Luis González Uriol, por lo que el recital de La Oropéndola corrió a cargo de Javier Artigas, concertista especialista en música antigua. Preparado específicamente para el festival, el programa no incluía obras novedosas, pero sí lo fueron concepto, selección y orden de las mismas, así como la maravillosa ejecución de cada pieza, que inundó de colorido, contrastes y matices sonoros una atmósfera atenta y respetuosa.

Por un lado se encontraban las obras de Ramón Ferreñac, organista del Pilar en la época de los Sitios y, por otro lado, las obras de Morandi que mostraron el mundo del ‘melodramma’ italiano del siglo XIX traspasado al órgano. 

Etiquetas