Cultura

CLÁSICA

Diálogos musicales de un grupo de cámara en el Camino de Santiago

Concerto 1700 ofreció un recital en Villanúa en el marco del festival

Concerto 1700 actuó en la iglesia parroquial de Villanúa.
Concerto 1700 actuó en la iglesia parroquial de Villanúa.
Festival Camino de Santiago

Concerto 1700 protagonizó un precioso recital la noche del pasado viernes en la iglesia parroquial de Villanúa, en el marco del XXXI Festival Internacional en el Camino de Santiago (FICS) que organiza la Diputación Provincial de Huesca. El aplaudido programa por el público que llenó el templo se fundamentó en la recuperación del patrimonio musical español del siglo XVIII. En Divertimenti, interpretaron con instrumentos originales una selección de música de cámara compuesta en el Madrid de entonces.

Concerto 1700 ofreció obras de Haydn, Boccherini y Brunetti, este último, centro del programa y protagonista del disco que dio nombre al concierto. Sus ‘divertimenti’ compuestos para violín, viola y violonchelo muestran una clara influencia formal de Haydn, así como inspiración a la hora de tratar motivos y frases que recuerdan a su contemporáneo Boccherini. En palabras de Daniel Pinteño, director de Concerto 1700 y violinista especializado en interpretación históricamente informada, “este repertorio pone en el mapa musical a la España del siglo XVIII abandonando la imagen de una sociedad periférica y desenganchada de las nuevas corrientes musicales que recorrían Europa”. Dos grandes Isabel Juárez, viola, y Ester Domingo, violonchelo, completaron con Pinteño el gran ‘team’ de la velada musical.

Así, el respetable de Villanúa disfrutó de obras del periodo clásico o galante que beben de los grandes compositores de su tiempo, “y que nada tienen que envidiar a la que se componían en Francia o Austria”. Para Pinteño, “una de las cosas que más valora el público en cada uno de nuestros directos es la pasión y cariño con el que afrontamos cada pieza. Amamos nuestro trabajo y llevamos esta labor de recuperación y difusión de nuestro patrimonio musical con seriedad y rigor”, un grupo de cámara que se conoce muy bien y que genera un diálogo musical, con cada uno de los instrumentistas, que claramente contagió al público en ritmo y entusiasmo.

Para Concerto 1700, la pandemia fue un momento que, además de incierto, supuso un parón necesario para redoblar su apuesta musical. “Dedicamos mucho tiempo a planear los dos lanzamientos discográficos que se grabaron en el verano de 2020 y que resultaron ser un éxito de crítica en toda Europa. El primero, Antonio Literes: Sacred Cantatas for alto junto al contratenor Carlos Mena, y el segundo, Divertimenti, el escuchado en el festival”. 

Etiquetas