Cultura

cine

Finaliza el rodaje más onírico de la cineasta Paula Ortiz

La grabación de la película La Monja ha concluido tras dos semanas de trabajo en Jaca y se estrenará en octubre de 2023

“Rodar en el Monasterio de San Juan de la Peña es un privilegio. Un lugar que no solo para los aragoneses tiene mucho valor, sino que icónicamente es algo extraordinario que está entre lo real y lo divino”, ha declarado durante uno de los descansos la directora Paula Ortiz. Y es que tras más de seis semanas de grabación, dos de ellas en Jaca, el rodaje de la película de La Monja toca a su fin, estando programada estrenarse para octubre de 2023.

La cineasta no ocultaba en ningún momento su emoción de trabajar con actores como Blanca Portillo o Asier Etxeandia, quienes los veía desde un primer momento perfectos para el papel. “La película necesitaba de actores que tuviesen una solidez y consistencia, de la que ellos abundan”, ha reconocido Paula. Además de esto, ha confesado que las escenas finales de la película las escribió pensado para rodarlas en el Monasterio, sin saber si iba ser posible, y ahora, habiéndolo conseguido es algo “hay que valorar”.

Estas dos últimas semanas han sido espaciales, tanto para directores como actores. “Nunca habíamos venido a Jaca y nos hemos quedado fascinados”, declaraban Blanca Portillo y Asier Etxeandia, protagonistas de la película. Durante el descanso, Asier, quien todavía estaba envuelto en una sotana, ha afirmado que grabar en lugares como el Monasterio de San Juan de la Peña ayudan a meterse en el personaje: “Al final lo que hacemos los actores es absorber de todas inspiraciones que tenemos alrededor, y tener el privilegio de estar aquí y disfrutar de este ambiente tan místico y onírico es maravilloso para nosotros”. Para Blanca caracterizarse y grabar en entornos con tanta historia es casi un momento de éxtasis: “No se puede explica con palabras, es muy mágico”. Además, ambos han destacado la capacidad de Paula para elegir lugares especiales, siempre con la naturaleza jugando un papel importante, algo que de lo que sabe muy bien Etxendia, quien ya trabajó con ella con la película La Novia en 2014.

Argumento

La película se basa en el libro de Juan Mallorga, La Lengua en Pedazos, y aunque se toma muchas licencias poéticas y artísticas sobre su vida, la película “es un combate entre Teresa de Ávila y un inquisidor, que nunca existió. Esta figura es quien a ella le somete a juicio moral que le obliga a poner en cuestión todas las facetas de su vida: desde su pasado, sus decisiones, juventud y contradicciones”, ha comentado la directora. A pesar de que, la figura de Teresa es la central del la película, para la directora, si hubiese que destacar un tema general de la obra es la “duda y la capacidad de la imaginación de crear y cambiar mundos”. Además, para Paula Ortiz el momento que más la ha emocionado, durante las seis semanas de rodaje, ha sido el que se ha  producido instantes antes de sus comparecencia. Para la directora oír relatar a Blanca Portillo monólogo del libro La Lengua en Pedazos de Juan Malloraga, ha sido algo “indescriptible”.

Una visita especial

Para estos últimos momentos de rodaje, Juan Mallargo, escritor de libro, La Lengua en Pedazos de el cual se basa la película, no ha querido perderse el desarrollo de la grabación: “He participado activamente en el guion y he tenido conversaciones con Paula, para saber como estaba yendo el desarrollo del rodaje, y no puedo estar más satisfecho”. Mallargo ha dejado claro que, a pesar de que la obra está basada en su libro “se puede considerar una obra de arte independiente”.  

Etiquetas