Cultura

Carcajadas en Ascaso en el homenaje al actor José Luis López Vázquez

José Luis López Magerus dice que su padre llevó “una vida dedicada al 100 % al trabajo, de una forma casi obsesiva”

Imagen del coloquio con el hijo de José Luis López Vázquez..
Imagen del coloquio con el hijo de José Luis López Vázquez..
Juan Zamora Lamas

En la segunda jornada de la Muestra de Cine de Ascaso, la del miércoles pasado, resonaron las carcajadas del público asistente a la proyección de Atraco a las 3, película dirigida por José María Forqué en 1962 y con la que la organización de este festival homenajeaba a José Luis López Vázquez en el año del centenario de su nacimiento.

Posteriormente comenzó un coloquio en el que intervino el hijo del actor, José Luis López Magerus, quien dijo que su padre “recordaba lo bien que se lo habían pasado en el rodaje (Atraco a las 3), pero no era muy dado a hablar de sus películas”.

López Magerus estuvo acompañado por los periodistas Juan Zavala y Gregorio Belinchón, y sobre esta cinta, los tres destacaron “tanto la gran calidad técnica del largometraje, como su habilidad para mostrar, mediante un humor hilarante y a la vez mordaz, la realidad social de la España del inicio de los años 60. Y hacerlo, además, esquivando la censura, pese a tener diálogos en los que se habla de justicia social y revolución”.

Recordó López Magerus, además, la admiración que su padre profesaba por Groucho Marx, que a menudo se veía reflejada en sus interpretaciones, y afirmó que “tenía un carácter reservado que seguramente le venía de las carencias afectivas y económicas que había tenido en su infancia”. Ese carácter le llevó -añadió- a “una vida dedicada al 100 % al trabajo, de una forma casi obsesiva”, y a que, años después, al echar la vista atrás, reconociera que “de haber sido más insensato, habría sido más feliz”.

“Mi padre -comentó además- no estaba casi nunca en casa, siempre andaba rodando”, de modo que López Magerus no fue consciente de su popularidad y de la calidad de su trabajo hasta que empezó a ver cine. “A menudo su figura queda reducida a las interpretaciones cómicas, pero tenía gran cantidad de registros”, ha señalado.

Esa capacidad interpretativa nacía en su formación teatral. “De 1939 a 1946 solo hizo teatro”, resaltó. Sobre su debut en el cine, explicó que fue de manera imprevista, para sustituir a otro actor en la película María Fernanda la jerezana, “una joya olvidada donde tiene una interpretación de ocho segundos en la que recuerda muchísimo a Chaplin”.

Y destacó que fue uno de los actores más prolíficos, llegando a trabajar con George Cukor.

José Luis López Magerus, por otro lado, adelantó que, en el marco del centenario de su padre, está trabajando en un documental que se estrenará en octubre, en la próxima edición de la Seminci de Valladolid.

Este viernes, en la Muestra de Cine de Ascaso, se proyectan el largometraje Peter Plan, de Jean Castejón Gilabert (18h), y el corto Interfon 15, de Andrei Epure, y la película La vida más larga, de David Valero (21h). Habrá coloquios con Castejón y Valero.

Etiquetas