Cultura

EXPOSICIONES

El Rey dice que Picasso es un artista irrepetible que dio un mensaje universal

El Museo Reina Sofía inaugura las actividades por el 50 aniversario del fallecimiento del pintor

Los reyes de España, Felipe y Letizia, en la inauguración de la exposición sobre Picasso.
Los reyes de España, Felipe y Letizia, en la inauguración de la exposición sobre Picasso.
José González

Picasso fue un artista irrepetible que supo transmitir con el Guernica un mensaje de alcance universal, dijo ayer lunes el rey en el acto inaugural del Año Picasso, en el que recalcó que esta celebración impulsada por España y Francia refuerza la importancia del compromiso de la cultura como bien compartido.

Los reyes presidieron en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía el acto de inauguración de las actividades conmemorativas del Año Picasso, con motivo del 50 aniversario de su fallecimiento.

Un acto celebrado en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía en el que también intervinieron el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y asistieron los ministros de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares; de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños; y el de Cultura y Deporte, Miquel Iceta.

A su llegada, el Rey y el presidente del Gobierno, tras posar ante las cámaras, recorrieron ayer el camino hasta la entrada del museo departiendo, seguidos por el resto de las autoridades

Felipe VI destacó cómo Picasso es un artista universal del siglo XX que supo elevar el patrimonio y la cultura española “a la categoría -casi- de lo eterno y dotarlo de una inmensa proyección internacional”.

Y señaló cómo la celebración de este año Picasso es fruto de la colaboración “estrecha, profunda y generosa entre dos naciones hermanadas por un artista”, a las que unen, además, siglos de historia compartida y un proyecto común como es el proyecto europeo.

El Rey comentó que era imposible no mencionar el Guernica de Picasso, “un lienzo inmenso en muchos sentidos” y dijo que el bombardeo de ese pequeño pueblo que representa el cuadro “sigue siendo una alegoría del horror de cualquier guerra, un testimonio permanente del mismo y un contundente recordatorio del sufrimiento que causa cualquier conflicto. Además, es el mejor ejemplo de cómo Picasso supo transmitir un mensaje de alcance universal”.

Una pintura que continúa interpelándonos y que señala el papel de la Cultura como vínculo de unión, capaz de reunir a naciones y ciudadanos bajo un objetivo común, bajo una idea compartida de respeto, de tolerancia y también de democracia, añadió el rey.

Etiquetas