Cultura

LA ENTREVISTA

Baltasar y Sara Ballarín: “El deseo, la fe y la esperanza es lo que genera el entusiasmo”

Padre e hija han unido su arte e ingenio para publicar el poemario ilustrado, ‘Reflexiones animales, poemas desde el Pirineo’

Baltasar y Sara Ballarín.
Baltasar y Sara Ballarín.
E. F.

Fue una iniciativa de ella que necesitaba material para un trabajo final de curso. Allí empezó y se fue ampliando para hacer un libro más extenso y con objetivos más definidos. De medio libro -recuerda Baltasar Ballarín con una sonrisa- le pusieron 9 y medio”.

Ahora las fábulas en verso de Baltasar pueden disfrutarse acompañados de las imágenes creadas por su hija Sara, diseñadora gráfica e ilustradora en el libro Reflexiones animales, poemas desde el Pirineo, un poemario ilustrado en el que han trabajado juntos los últimos dos años desde Serraduy y Zaragoza, fusionando lo profundo de las reflexiones de este pastor del Pirineo con la frescura y la modernidad de las imágenes de esta joven estudiante, para crear un libro de autoayuda presentado, el pasado viernes, en Espacio Pirineos.

Baltasar Ballarín es ganadero y agricultor y Sara Ballarín es diseñadora gráfica e ilustradora. Padre e hija han crecido en Serraduy, un paisaje recurrente en esta obra nacida a raíz de un trabajo de clase. “Me aproveché de que tenía el escritor en casa. Él aporta las poesías, la faceta de escritor, y yo el resto”, explica Sara, mientras su padre completa la historia. “Todo partió de que había una poesía que le gustaba y quiso que le hiciera unas cuantas de ese estilo para hacer su trabajo. Me dijo que hiciera un par o tres y me vine arriba y escribí más de 20 poesías”, relata Baltasar.

Respecto al estilo, Sara es rotunda: “Personalmente, me recuerda a Gloria Fuertes. Tiene un punto infantil, es divertido”, y su padre matiza que “en realidad, es un libro de autoayuda y superación. Hoy se oye hablar de que los valores se pierden y ella me dijo que tenían que llevar mensaje así que cada animal protagonista de una poesía encaja por su naturaleza con el mensaje”.

El libro comienza con la hormiga mañanera “que demuestra que cuando alguien desea de verdad sacar adelante algo lo hace más que los que pueden. La importancia de la voluntad es un valor. Hay que desear”, considera el autor, quien apuesta por una filosofía de vida basada en tres pilares: “El deseo, la fe y la esperanza es lo que genera el entusiasmo”, asegura.

Otras poesías giran en torno a los pensamientos positivos y valores como el esfuerzo, el trabajo, el amor, un amor familiar, la esperanza, etcétera. “Yo soy pastor y he tenido tiempo para reflexionar y leer mucho”, comenta satisfecho con este libro en el que, además de sus reflexiones, se incluyen los animales que le acompañan en el Valle del Isábena. “Los animales son todos de la zona. Alguno que se cuela, como la cotorra, pero todos están aquí, incluso la anguila que la he visto en el Isábena, antes de que hicieran Barasona”, cuenta.

De momento, la auto publicación ha permitido una tirada de 60 ejemplares y buscan patrocinadores para ir más allá con esta interesante fusión generacional. “Hemos tenido nuestras discrepancias, pero hemos sabido encontrar el punto medio”, concluyen orgullosos.

Etiquetas